diumenge, 28 d’octubre de 2012

La Humanidad no es una Especie Racional (y II, por ahora)

.
**
.
educandopequenitos.blogspot.com
. 
(...veníamos de aquí...
. 
. 
*

estimados lectores o lectoras:  


Sí, sigue y acaba ;-) , por ahora :-) 



************* 
. 


---multichat simultáneo "DARDO" (continuación)--- 


colores de conveniencia: 
-----Vega: Violeta 
-----Altair: Verde 
-----Sirio: Marrón 
-----"San Juan Bautista && Evangelista": Azul habitual. 


-Bueno, venga. Prosigamos. 

-Decía, o más bien quería decir, también, que tampoco en momento alguno se te ha pasado ni seria ni jocosamente plantearle a zagal alguno de esas edades el mirar de sostener según qué apetecibles contactos erótico emocionales, y por más adaptadas que tales propuestas pudieran estar respecto a su edad. 


-¡Joer, pues vaya un mérito!. Con acordarse mínimamente de lo que podía apetecerle a uno o una que le hicieran, y según QUIÉN, cuando teníamos esas edades, asunto terminado, yo sí soy un ser racional :-)  

-Vale, pues eso, que tampoco era tan difícil, por supuesto :-P  

-Y al fin y al cabo, donde esté una mujer con las características descritas, ¿quién que tenga una sana sexualidad (e independientemente de lo que tan solo sean sus meras "tendencias", pero no sus "intenciones", y mucho menos sus "actuaciones") va a buscar "saciarse" en ese terreno con otro tipo de persona o personas? 

-Bien, pues entonces ya está esa cuestión, ¿no? 

-Está y no está. Con vosotras, vale, pero, al respecto, perdonadme, que abriré un inciso para despacharme con una digresión sobre esa cuestión de los abusos sexuales a menores que hace bastante tiempo que me quema: 


"""""¿Tenemos alguna duda de que, de no haber existido ese estúpido y anticristiano celibato, la inmensa mayor parte de los infortunados casos de abusos a menores acaecidos en la Iglesia Católica, los conocidos y los que jamás se conocerán, nunca habrían tenido lugar?  

¡¡¡¡¡ SCHTCHIIIISSTTT !!!!!  ¡ UN MOMENTO, UN MOMEEEENTOOOO !!   ¡¡ CLAAARO QUE, SALVO PARA QUIEN SE EMPEÑE EN NO VER, PARA EL RESTO HACE TIEMPO QUE ES DE TODO PUNTO MERIDIANAMENTE CLARO CUAL ES LA RESPUESTA ACERTADA, YA !!, PERO, PEEERO UN MOMENTO,... 

...Un momento, por favor. Sí, execrable conducta la de tantos eclesiásticos, por supuesto y naturalmente, y razón suficiente para que, legalmente, se declare en cualquier territorio de la Tierra fuera de la Ley cualquier organización que, para pertenecer a ella, (por más "voluntariamente" que posteriormente la gente "acepte"), exija esa condición de celibato, innecesariamente atentatoria contra una de nuestras principales fuentes o vías de unión con el Universo y el ParaUniverso. 

Execrable conducta, sí, pero, ¿y la de todos otros aquellos sacerdotes, tanto o más atraídos sexualmente hacia los niños, que sin embargo supieron transitar toda su vida no tan sólo sin mancharlos, sino, por el contrario, prodigándoles su amor, cariño y amistad? ¿Cuántos capellanes no habrán experimentado la dulce tortura celestial infernal de encontrarse inesperadamente entre sus brazos, a veces directamente casi desnudos o del todo, guapísimos chavales de suaves rasgos faciales indistinguibles de los de cualquier guapa y joven mujer? ¿Se lo imaginan, suplicio de Tántalo superado, cuando alborozados por alguna victoria deportiva se le echan encima tras arrancarse sus camisetas, abrazándolo con entusiasmo o hasta con furia? 

¿Son capaces de hacerse una idea de a qué me estoy refiriendo? ¿No merecieron esas otras magníficas, formidables, íntegras personas, haber podido desarrollar su labor dando una natural salida, con alguna o algunas féminas adultas, a esa necesidad vital, al menos en el caso de los varones de la especie? Entonces, ¿por qué criticar individualizadamente, poniéndolo como mal ejemplo, a quienes se saltaron las normas y se fueron con mujeres, y con ello, presumiblemente, dejaron en paz a los ejemplares más jóvenes e indefensos de la especie? 

¿Cogemos unas piedrecitas (pequeñitas, no nos vayamos a hacer daño), y quien esté libre de pecado que arroje la primera de ellas? """"" 


-Sí, bueno, no disimules con incisos, tú y tus eternas quejas y lamentaciones, que es que ni Jeremías, joer :-D 

-Ya empezamos: me preparáis un horror de vida,... 

-Un horror de vida, un horror de vida :-P ... 

-Bueno, quiero decir desde el punto de vista de... 

-Ya, "desde el punto de vista de"... Además, con ello te dimos una guía inmejorable para conocer, de una sola tacada, el nivel de sinceridad y de inteligencia de la gente, pues sabes la pregunta que al respecto has de hacerle, al menos al varonazgo. 

-Sí, me la sé, claro que me la sé, no me la voy a saber: "¿te atraen eróticamente los niños, los varoncitos guapos"?...  

-Pues sí, tonto no eres del todo, hay indicios de ello :-P ... 

-..., y a quien conteste que no, pues ya se sabe, o miente, o desconoce o hasta le aterra profundamente su propia sexualidad, o no es un ser racional, sino uno de aquellos para quienes lo imprescindible y más importante no son las expresiones o las fuentes de la belleza del espíritu, tales como puedan ser lo reflejado en los semblantes y las miradas, sino los culos y las tetas, que a esos sí, me lo creo sin problemas, a esos, los niños, ¿cómo les van a atraer? 

-En nada, por supuesto, no te quejes, porque, mayoritariamente, no mienten al negarlo. 

-Ya, claro, "no mienten". Único problema: no son seres racionales, sino "imitacionales", y si la moda fuera violar niños, se apuntarían los primeros y las primeras, y hasta cantarían en los bares o foros sus proezas y excelencias al respecto. 

-¿Y entonces? 

-Pues eso: ¿se puede saber qué pinto yo aquí? 

-¿Y aún lo preguntas? Tú escribe, escribe, que no valdrá para nada, pero tampoco tendrá por qué perjudicar gravemento ello a nadie, no son las palabras las que matan... 

-Ya, tampoco es la luz de los semáforos la que atropella o no a la gente, y sin embargo, mira sus normas, te permiten lanzarte desatentadamente a cruzar si el color es el verde, aunque ello implique el que te atropellen, mientras que pueden multarte por, con todas las precauciones del mundo, cruzar peatonalmente en rojo o por donde te dé la gana, como si lo que atropellase no fuera el tráfico real, sino el pobre señor Rojo permanentemente de guardia para ayudar, para ayudar u orientar, como su compañero de curro el señor Verde, pero no para obrar milagros, y ambos miran con desolación cómo se les puede llegar a hacer más caso a ellos que no al tráfico rodado y real: es para echarse a llorar.  

-Bueno, venga, chiquitín. Por hoy, ya está bien. 

-Pues bueno, pero ni me conformo ni me resigno. 

-Ni esperamos menos de ti, tontorrón. 

-Una especie racional, una especie racional... En fin, es evidente que cualquiera de ciertas ramas de bonobos que han entendido un poco mejor la función del erotismo y el sexo acabará sustituyendo sin problemas a esta absurda Humanidad. 

-Bueno, sí, está en el plan previsto, por supuesto, pero ya sabes que para dentro de unos cuantos millones de años... Así que, hasta entonces, paciencia, y fin de la conexión por hoy :-P 


************* 


Y, por supuesto, ni soy ni nunca he sido (ni me he planteado serlo), ni cura ni pederasta, hasta ahí podríamos "arriver" :-D  , nadie que les quiera de verdad, a ellos y a la Vida, seguiría jamás una conducta así :-|  

saludos cordiales ;-)  
ET & forrest gump. 
.. 





lifanperu.com


*
.. 

dijous, 25 d’octubre de 2012

La Humanidad no es una Especie Racional (I)


.. 
ayudawp.com




. 
** 
. 
---[ correspondencia con Altair vol I (I) ]--- 


Al: Sector Galáctico de Vega
......Subregión Sectorial de Altair 
. 
Con copia: Agrupación Estelar Local de Sirio. 


Muy buenos días, tardes o noches, estimadas y siempre añoradas hermanas interestelares

Estoy que no quepo en mí de indignación: fui enviado a este Planeta, denominado, para variar (¡¡ vaya originalidad  intergaláctica!!), "La Tierra", con la misión de ayudar a nuestras hermanas humanas en las facetas o áreas trascendentales de la Sinceridad y la Solidaridad, y se me dijo que trataría con seres racionales. 

¡Je!, con seres racionales. ¡Y yo, haciéndome ilusiones sobre intercambiar experiencias y conocimientos con otra raza racional, y encima llevando yo mismo su propio hardware (cosa, por otra parte, habitual), qué bonito! Y sí, no es que no los haya, pues los hay, y a raudales. Únicamente existe un pequeño problema, y es la de que, salvo una escasísima minoría, esos seres predominantemente racionales tienen tan sólo entre siete y doce años de edad, es decir, son los más jóvenes de la especie, las "crías", digamos, y no sus versiones adultas, las que de verdad imponen sus criterios, y que mayormente están conduciendo a la especie, y hasta al propio Planeta, a un catastrófico desastre. 

Es la verdad. En vez de, desde su más tierna infancia, potenciar que los niños y niñas, pero sobre todo los primeros, jueguen con ese agradable y simpático regalito con el que les hemos dotado de serie, las muy zorrocotrocas hacen bandera, por el contrario, de reprimirles brutalmente esos sus tan naturales como imprescindibles y beneficiosos impulsos, idiotas, que no se les puede dar otro nombre, tener un descomunal regalo de ese tipo, y hacer ley de vida, sin embargo, el no utilizarlo, ¿me muero de hambre, pero jamás probaré el maná...? Pues, ¿¿ entonces ?? ¡¡ Uufff !! ...

...aunque, bien mirado, tampoco es tan extraño, no mejor uso sacan en general la gente adulta de eso que, a niveles de hardware, denominamos cerebro, y que se supone que sigue habitando en el interior de esos cráneos por otra parte ausentes, en la cotidianidad, de muestra alguna de racionalidad. 

Así es, no exagero, pues de lo único que dan muestras es de poseer una gran habilidad (innata la tiene la especie, desde luego, y es la base de su inteligencia), una tan excepcional como inmensa capacidad para imitar, pero con los problemas de todo tipo que ello conlleva, pues si todo se basa en ese saber imitar, pasan cosas tan realmente estúpidas y demostrativas de la ausencia de racionalidad en sus actos como lo demuestran experimentos como aquel en el que, en un numeroso y preparado grupo de personas, la mera presión social consiguió que el ochenta y cinco por ciento, tras simplemente un par de horas, convinieran en que era evidente que el Sol sale por el Oeste, y que solamente la gente friki o descerebrada podía seguir defendiendo esa patraña de que sale por el Este. 

Y la mejor prueba de ello es que es evidente que no superaremos ni en sueños el Test Estándar Intergaláctico de Racionalidad o TEIR, lo que aquí, en este Planeta, ha sido formulado como la paradoja de Fermi, que no la de Fermín ;-P  


************* 

---multichat simultáneo "DARDO"--- 

colores de conveniencia: 
-----Vega: Violeta 
-----Altair: Verde 
-----Sirio: Marrón 
-----"San Juan Bautista && Evangelista": Azul habitual. 


-Si te hubiéramos explicado desde el principio la realidad de las cosas, es obvio que ni de coña habríamos conseguido tu voluntariedad de cara a esta misión :-D  

-Estamos, no obstante, muy contentos de cómo te has comportado en el mundo real. Verás, y la cosa es compleja... 

-Gracias, ya sigo yo. Tienes toda la razón, querida terrestre humana, cuando afirmas que, de facto aunque no literalmente (haberlo preguntado, je, je), te engañamos al no decirte quienes constituían el componente principal racional de esa especie ;-D 

-Os parecerá bonito. 

-Adicionalmente, y para ayudarte en la que sería tu verdadera empresa, te dotamos, como sabes, de limpias tendencias pedófilas,... 

-A eso quería llegar yo: ¡¡ os voy a matar :-D !! 

-Anda, calla :-P ... 

-¡¡ Pero, ¿¿ cómo le dices eso, conociéndolo ?? !!  No hay peor cosa que se le pueda decir si de verdad queremos que guarde silencio X-D ,...

-...haciendo que tu claro criterio comprendiera de entrada que, aparte del tesoro mental que en sí ya encierran, precisamente por ser racionales a diferencia del género adulto, después de las mujeres jóvenes, buenas, guapas e inteligentes, la "fruta" más apetecible, aunque naturalmente prohibida, eran los guapos varoncitos preadolescentes. Queremos decir, lo dispusimos todo perfectamente para que todo te acercara siempre hacia ellos y ellas. 

-Así que, ¿de qué te quejas? ¿No han simpatizado y empatizado siempre de inmediato los niños contigo, también las niñas, pero sobre todo ellos, mucho más de lo que lo hacen la mayor parte de las veces con gente que no conocen o apenas conocen? 

-Pero, vamos a ver, y no me hagáis encender: vosotras tenéis todos los datos aquí, ¿no?  

-Por supuesto, claro. Y tú nos ayudas en ello, lo sabes. 

-Entonces, supongo que deberéis de estar de coña: ¿favorecerme dotándome de tendencias pedófilas? Pero, ¿vosotros sabéis lo que eso significa en un Planeta súper reprimido como éste? 

-Sí, una auténtica putada en toda la regla, desde luego, ¡quién iba a pensar que iban a retroceder aún más en el tema en vez de, al menos, seguir progresando algo, como en los..., en los...! 

-En los sesenta y setenta, se "denominaron" y aún denominan así... 

-Es como lo de los "Felices Veinte", un caso similar. 

-Bien, bien, no nos perdamos en localismos... 

-...pero confiábamos bastante a ciegas en que sabrías salir de posibles problemáticas situaciones de forma satisfactoria, y así ha sido, tienes ya casi sesenta años (lo que quiere decir que hace dos que pasaste a tener el derecho de morirte cuando quieras, incluso aunque sea por tu propia mano)... 

-A ver, tampoco se trata de eso. Por mi propia mano, o por mano amiga, si no es por un dolor o una grave invalidez irreversible... 

-¡Míralo! Mira cómo se queja, y sin embargo, se sigue aferrando a la Vida :-P ... 

-Pero qué aferrarme ni p.ll.. :-D , si precisamente estoy hablando de en qué casos le pondría voluntariamente fin... 

-Ya, ya. Pero, mientras tanto ;-P ... 

-Bueno, vosotros dos no os enzarcéis, que os conozco, tanto intercambiar tililares, ni nos vengáis con viejas historias, que Helios y la Tierra van a seguir sin ser ninguna región autónoma, y Sirio seguirá siendo vuestra "cabecera provincial". 

-Y esa es otra, ahora a vueltas con la posible In, In-de, In-de-pen-dèn-ci-a de Catalunya triomfant... 

-Ésteee, insisto... ¿no nos estamos desviando un tanto? 

-Tú saca las galletitas, y cállate. 

-Sí, pues buena es Altair también como para intentar hacerla callar sin motivo o razón... 

-¡Joeinn!, ¡qué falta de formalidad! No nos vengas con lo de las galletitas ahora, por favor. 

-Pues yo quiero una.  

-Oye, si seguimos así, yo renuncio a la Jefatura del Sector. 

-Ni hablar, ni hablar... Ya nos formalizamos. 

-Sí, ahora nos vamos a poner a compensar ingresos esperados con devoluciones igualmente previstas. 

-Pero, ¿qué dice la subnormal ;-P esta ahora? 

-Nada, nada, déjalo :-)  Y recuerda que, cuando a su vez estuvo en la Tierra, fue ni más ni menos que como contable, y de la Administración del Estado. 

-Ésteee... ¿y no sería mejor que hiciéramos un receso? 

-¿Un receso? ¿Un receso ya? ¡¡ Pero si acabamos de empezar !! 

-Ya, bueno, pero,... las galletitas :-D ... 

-¡Uiggs, las galletitas! Está bien, está bien,... ¡y yo también quiero una X-D !!


************* 


Continuará, por variar ;-)  

Y sí, soy un extraterrestre, pero no ningún monstruo, tranquilos y tranquilas :-D , ya me explayaré un poco más (pero muy poco más) cuando finalice esta conferencia-chat, si es que alguna vez finaliza.   

un saludo cordial :-)  
ET & forrest gump. 
.. 
.
**
dreamworlds.ru


.
.
.. 

diumenge, 21 d’octubre de 2012

Un modelo social del futuro: (I) trabajo y riqueza

.
*

fondosypantallas.com

.
**
. 

Estimados improbables lectores o lectoras: 

Es terrible que ese texto que os voy transcribiendo asegure que aún nos faltan un hundimiento civilizatorio y más de veinticinco mil años hasta que logremos alcanzar algo así... Da que pensar, pues, al no estar "escrito" ninguno en concreto, uno de los posibles futuros puede, precisa y paradójicamente, ser el futuro descrito en este texto con el femenino como genérico del lenguaje, pero también puede serlo El Apocalipsis o cualquier profecía autocumplida...  


*

Quizá defraude a las anarquistas el saber que también ahora existen las políticas (bien, llamémoslas, si se prefiere, responsables electas), pero siguen siendo necesarias, y útiles porque, entre otras razones, la realidad es que la ciudadanía, pese a los continuos referéndums que se efectúan, tiende a demorar indefinidamente en el tiempo demasiadas cuestiones que requieren soluciones y decisiones en un plazo, también de tiempo, en absoluto infinito. 

Pero por si les sirve de consuelo, les diré que, en nuestra sociedad, el Gobierno, Gobierno como tal, así con mayúscula, no existe, porque la única rama del estado que sigue en pie es su vertiente redistribuidora de bienes y servicios, y de hecho así se la denomina, la Administración Redistribuidora de Bienes y Servicios, de alcance y ámbito planetarios, pero que siempre presta sus servicios en todas partes de la forma más descentralizada posible.

Es esa, sin duda, la mejor y más precisa denominación que se le puede dar, pues en nuestro sistema social todos los procesos de generación de bienes y servicios esenciales están encaminados a la satisfacción de las necesidades humanas y no a ningún otro fin, siendo éste un ámbito en el que el dinero carece de validez. No obstante, los restantes segmentos de actividad, incluidos aquellos que ofrecen una alternativa de pago a lo que en principio es para todas gratuito, sí que están regidos por el principio de satisfacer las necesidades de quienes tienen dinero.

Decepcionante, tal vez, pero quizá no tanto, porque la mayoría de las entidades que proveen estos, digamos, bienes adicionales, son cooperativas de trabajadoras, que no son idiotas y, por lo tanto, no se autoexplotan más allá de lo imprescindible, y hoy en día, lo de ser empresaria, como no sea por pasatiempo, no lo quiere ser prácticamente nadie, dado que, aparte de que su sueldo es como el de una o un operario más, la rentabilidad máxima que le puede sacar a su inversión es de tan solo dos puntos por encima del precio oficial del dinero fijado por el Banco Central Planetario que, como el resto de la banca, es exclusivamente de titularidad pública. 

Así que el resto de margen que pueda obtener el o la empresaria, o lo distribuye graciosamente entre todas sus currantes por igual, o se lo queda el fisco, y cuando tiene pérdidas sabe que los caminos que le quedan son o invertir más capital, o regalarle su negocio a la Administración Redistribuidora, que hará con la empresa lo que estime oportuno, lo que no es óbice para que, por supuesto, este ente público le reclame a la ex-empresaria o ex-empresario el pago de la correspondiente deuda pendiente. 

Aparte de todo, la propiedad de los bienes de producción, en cuanto éstos rebasan cuantías relativamente modestas, e independientemente del uso que de ellos se pueda hacer para fines privados, es de titularidad global e inalienable de la Humanidad, como también lo son igualmente todos los bienes inmuebles, la Red y su control o ROM, y las vías de comunicación, incluso las construidas a iniciativa y con capital privadas, ya que, repito, lo único que se admite que pueda quedar en manos privadas es el uso o usufructo, nunca el bien en sí. 

Y si el ser las cosas así llega a desanimar a muchas presuntas posibles emprendedoras, pues que no construyan o levanten nada, ya que nadie les obliga a ello, ni hay necesidad, y en absoluto puede haber nada más hermoso y beneficioso para la vida del Planeta que una superficie recubierta en la mayor extensión posible con su correspondiente y variado manto vegetal natural.

Tampoco sería conveniente espantarse excesivamente por el extremo contrario. La propiedad privada existe, por supuesto. La ropa, los muebles y, en muchas ocasiones, los electrodomésticos, los aparatos que permiten el disfrute de las comunicaciones audiovisuales, e incluso a veces algún robot, son de propiedad privada, y cuando nos vamos mudando de aquí para allá, habitualmente nos llevamos todo ese cargamento con nosotras. 

Bueno, quienes cargan con las mudanzas, en realidad, son nuestros amables y super currys robots, claro está. Además, en cuanto se entienden con sus "semejantes" del nuevo destino, enseguida te lo reorganizan todo a tu gusto, dentro de lo posible, en tu nueva ubicación; es que, si no fuera así, ni de coña nos mudaríamos tanto como lo hacemos, o lo haríamos con lo puesto, y poco más. 


Todo el mundo tiene cubiertas por la Comunidad sus necesidades básicas de manutención, alojamiento, sanidad, educación y acceso a las telecomunicaciones y demás servicios elementales como el agua o la electricidad, por lo que no es imprescindible trabajar para poder sobrevivir, e incluso a cada ciudadana, incluidas las menores de edad, se le asigna semanalmente una pequeña cantidad destinada a gastos de bolsillo o de libre disposición. 

Porque, en efecto, sigue habiendo moneda, y su unidad es la Hora Salarial Básica o HSB, valor equivalente a la retribución por una hora de trabajo en los puestos laborales que ocupan el último peldaño de la escala de uno a cinco y medio, coeficiente con que se mide la mayor penosidad o requerimientos de experturía y demás que conducen a la obviedad de que no todas las profesiones son igual de duras o difíciles. 

Yo estoy en el 2'7 de la escala, lo que no está mal y es de lo más frecuente; pocas cobran por debajo del 1'5, y si se quiere que a nadie, en lo posible, se le pague por debajo de ese 1'5 y al tiempo queremos que haya gente que realmente pueda cobrar el 4'5 o más, la mayoría hemos de aceptar el pertenecer al lado inferior de esta balanza en la que la media aritmética está en ¿sorpresa? 3'25, uno más cinco y medio dividido por dos da tres coma veinticinco, no dos y medio o dos setenta y cinco. 

Si bien es difícil y complejo establecer comparaciones (ya que los modelos económicos actuales son ciertamente un tanto diferentes a los que regían en vuestra época), para hacerse una idea podríamos decir que un HSB viene a equivaler a unos veinte de vuestros euros, o libras, o dólares, o cincuenta reales, o doscientos yuans, o dos mil yens. Aproximadamente, muy grosso modo, y según el momento en que leáis esto. 

Por supuesto que hay Impuesto sobre la Renta, estando también gravado el consumo de bienes de mercado mediante el famoso ICIS o Impuesto sobre la Compraventa e Intercambio de Servicios, y de las retribuciones laborales brutas una parte del treinta por ciento se detrae en origen y se destina a provisión de pensiones y subsidios varios, sanidad general, y educación y formación permanente, así que, como siempre ha sucedido a lo largo de la historia, hoy en día nadie se hace realmente rica trabajando. 

Pero es obvio que las cosas no pueden ser de otra forma si se quiere que sean efectivamente viables en el mundo material, así que todas aceptamos esta realidad sociolaboral con mayor o menor resignación o alegría, según nos coja el cuerpo, pues dependiendo de la óptica con que se mire la cuestión no deja de ser un motivo de honda satisfacción el saber que, gracias a las aportaciones de quienes curramos, estamos en una sociedad donde de verdad las necesidades básicas de todas, incluidas las propias, se hallan en todo momento cubiertas, desde siempre, y para siempre. 

A fin de que toda ciudadana, aparte de lo que cada cual pueda aportar en los terrenos artísticos, didácticos, profesionales y tal, deje algún rastro de aportaciones tangibles para las generaciones posteriores, la mitad de nuestros ingresos líquidos, descontadas las cuotas por la sanidad y la jubilación y también el IRPF, hemos de invertirla, tanto si se quiere como si no, en Deuda Perpetua de la Comunidad emitida por la Administración Redistribuidora, que se la reapropia cuando abandonamos este mundo, y gracias a eso que le terminan quizá saliendo las cuentas al final, que si no, ya, ya. 

A cambio, nos retribuyen con el precio oficial del dinero más un cero coma setenta y cinco por ciento, siendo la única especie monetaria que se puede recibir exenta de toda nueva tributación, y libre también de tasas y demás, pero no de su obligación de, como todo ingreso líquido, ser reinvertida en su correspondiente cincuenta por ciento en nueva Deuda Perpetua de la Comunidad. 

De todas maneras, en nuestra sociedad, aunque el derecho de herencia monetaria está totalmente abolido, sigue habiendo millonarias. La diferencia es que las únicas vías reales para poder lograr alcanzar tal superabundancia son, o bien a través del deporte, si se llega y se permanece en las élites, o bien porque la ciudadanía así lo lleve a cabo por donación voluntaria masiva hacia algún o alguna ingeniosa inventora o inventor, o escritor o escritora, o artista del tipo o género que sea, quedando por último, y como posibilidad abierta a todo el mundo, la vía del azar, porque la ciudadanía tampoco ha renunciado a seguir jugando a la lotería, y constantemente hay nuevas favorecidas por ella. 

Siempre el azar, sí, del que la mayor beneficiaria, no obstante, es la propia comunidad en general, pues se queda directamente con un cuarenta por ciento sobre lo recaudado en apuestas, antes de que se proceda a repartir premio alguno, de los que a su vez carga con el impuesto de la renta a todos los premios superiores a las veinticinco mil HSB, aparte de la tasa del dos por ciento por gestión que se descuenta de todos estos premios y, una vez más, la obligación de la automática reinversión de la mitad del dinero líquido percibido mediante tales premios en nueva Deuda Perpetua. 

Y es que, fiscalmente, esto vendría a ser el paraíso de Draco y Catón, quienes seguramente hasta habrían abogado por una suavización de la actual normativa en vigor, pero sabemos que no se puede cambiar si deseamos que la redistribución siga funcionando, e hiper mayoritariamente queremos que siga funcionando, porque a todas nos va muy bien con ella.  

Para terminar de chafar cualquier excesiva expectativa o afán en eso de andar acumulando dinero o patrimonio, cada medio siglo existe el Año del Gran Reparto, que son los acabados en 11 y 61 de cada centuria (con lo que el último tuvo lugar hace ventitrés), y en el transcurso del cual cada quisque ha de regalar a la comunidad desde nada si realmente no tiene nada o tiene doce o menos años, hasta el noventa y ocho por ciento de su riqueza personal global si ésta rebasa el equivalente a los cinco millones de HSB. 

En tales años, la mayoría de la población nos podemos acoger al modelo simplificado, en el que entregamos monetariamente la mitad exacta del valor de nuestras pertenencias de todo tipo, y del inmenso pastón que con tal invento consigue la Administración Redistribuidora, dedica el cuarenta por ciento a sanear el irresoluble tema de sus cuentas y sus deudas perpetuas (aunque se le ha de reconocer que siempre dispone de fondos para las cuestiones realmente esenciales y necesarias), procediendo a repartir linealmente entre la población, incluidas las niñas, el restante sesenta por ciento tan graciosamente así recaudado. 

El saldo, para esa inmensa mayoría que nos acogemos al simplificado, viene a suponer que nos reintegran más o menos la mitad de lo entregado, con lo que para casi todas tal año se salda con una disminución patrimonial del veinte al veinticinco por ciento, lo que no es para tanto si sucede cada cincuenta, o sea, una o dos veces en la vida, y como si son dos lo más probable es que la primera te pille de niño o sin gran patrimonio y se salga, por lo tanto, ganando... 

Pues eso, que a las únicas que les sale por un ojo de la cara esa "redistribución tanto si quieres como si no" es a esas hipotéticas millonarias, que tampoco es que sean tantas, y no me extraña porque, en nuestra sociedad, ¿para qué se necesita ser rica?

Pero si, pese a todo, hay ricas y gente influyente, es porque la sociedad así lo desea o al menos lo permite, y de alguna manera también se ha de subvenir a la necesidad social de que las menores puedan tener posibles referentes más o menos heroicos hasta que comprendan que lo que hay es que nadie debe mandar ni ser mandada, así que incluso en vuestra época se había llegado a la conclusión de que mejor sería que tales referentes fueran "musculoso deportivos" o "pirado artístico musicales" que no "mafioso políticos" o "sanguinario militares". 

Pero vaya, en virtud de lo que he ido detallando, la realidad es que, hoy en día, ser ricas para lo único que realmente sirve, vale o ayuda es para poder ser más generosas con las semejantes, para favorecer el arte, y para poder aportar pluses también al bienestar social o planetario,... pero para nada más. 

. 
** 
. 

...o sea como debería de ser... Da que pensar, no me digan que no :-D 

un saludo cordial. 
ET & forrest gump. 
.. 

.
quo.es




.
*******
.. 

diumenge, 14 d’octubre de 2012

Sobre la indudable existencia del ParaUniverso

.
*


.

estimadas lectoras o lectores: 

Mirad, mirad lo que, antes de lo publicado aquí mismo en su momento sobre el por qué de la indudable existencia de dios, dice al respecto de ese presunto ParaUniverso ese mismo texto del futuro con genérico de lenguaje femenino... 

. 
*****


Enterradas las religiones, entendidas éstas como agrupaciones de las personas en función de sus ideas sobre el tema ---[ y es que a nadie en sus cabales se le ocurriría en la actualidad organizarse bajo tal criterio, ya que en torno a él lo único que cabría esperarse serían absurdos e indeseables sometimientos, o peor, o bien tantas discrepancias como individuos ]---, desaparecidas al fin tan ominosas lacras como consecuencia tanto de la progresiva, y finalmente masiva, deserción de sus "fieles" como por la incapacidad de incorporar nuevas adeptas, hoy en día al fin sabemos algunas cosas más.

Así, sabemos que, aunque razonable y razonado, no era, sin embargo, nada acertado negar la existencia de todo lo que no fuera directamente observable por nuestros sentidos o por nuestros aparatos de medida, es decir, negar toda posible factibilidad a la existencia de lo en su momento denominado "inmaterial", como también sería razonado y hasta razonable, pero igualmente poco acertado, el que una o un ciego se obstinara en negar la existencia de las estrellas, el arco iris o cualesquiera otros eventos que solamente se les revelan y son asequibles a quienes en verdad sí que ven.

Indicios de que podía haber otras cosas no faltaban, sin embargo. ¿Cómo explicar, si no, que las miradas digan tantas cosas? Si en principio solamente se nos hacen visibles los ojos ajenos por la luz que, en ellos reflejada, llega hasta los nuestros, ¿cómo era y es que, sin variación alguna de las condiciones de luminosidad ambientales, una mirada apagada y triste puede transformarse en una llena de luminosidad y alegría, y ésta, a su vez, también, con un intervalo de escasos segundos, puede volverse a apagar? La humidificación de los ojos no podía ser la causa, porque los procesos de "deslagrimización" se sabe que son mucho más lentos y paulatinos como para poder permitir que una mirada se apague en tan pocos instantes. 

La gestualidad de tantos simpáticos músculos como habitan nuestras caras ayuda mucho en lo de la comunicación, de acuerdo, pero no explica el porqué de esas variaciones que percibimos en la luminosidad de las miradas de nuestras semejantes. Y por más que la gestualidad acompañe, se puede fácilmente demostrar que, si se le tapa exclusivamente la zona de los ojos a alguien con cristales unidireccionalmente opacos, o la persona simplemente cierra los suyos, su intercocutor o interlocutora no puede, en verdad, estar segura de cuál es el verdadero estado de ánimo del o de la sujeto bajo observación, si le está mirando con odio, amor, aprecio, diversión, en fin. Vale, por supuesto que por telepatía lo podríamos saber, pero ahora no nos estábamos refiriendo a ese otro canal de comunicación. 

Así que, a falta de explicación alternativa, y fuera siempre de lo que se pueda llegar a saber por esa otra vía telepática, se ha de admitir que las variaciones de los estados de ánimo tienen matices concretos que tan sólo se transmiten por la mirada. Pero si no hay más luz que la visible y ambiental, y pese a que ésta no fluctúe sí que lo puede hacer la luminosidad de las miradas, bien podemos concluir que si algo parece claro es que el puzzle no acaba de cuadrar, pues en él faltan o sobran piezas, o huecos. Además, la vieja fábula de que las grabaciones capturaban parcialmente el alma no ha podido quedar totalmente descartada como presumible explicación de por qué tal fenómeno de las miradas se refleja hasta en el papel impreso, y no digamos ya en los medios audio visuales.

¿Y qué decir de esa certeza que a menudo tenemos las personas, sobre todo las féminas, de que, aunque ellas no saben aún quien, alguien les está mirando, lúbrica o apreciativamente, el busto, el culo o las piernas? ¿No nos descubren casi siempre a las "culpables", en cuanto miran en derredor? ¿Cómo es, si no, que aciertan en más del ochenta por ciento de los casos? Y reparemos en que no solamente perciben que están siendo miradas sin ellas ver aún por parte de quién, es que hasta saben la parte concreta de su hermosa y atractiva anatomía que de tal forma está siendo tan atrevidamente acariciada. ¿Seguro que sólo transmitimos más o menos luz ambiental con la mirada? ¿Por qué, entonces, podemos llegar tanto a seducir como a espantar sólo con ella?

Luego está el tema de los sueños. Vale, el ser humano sueña y, es de cajón, por ello elabora sueños, función que se sabe que desarrolla nuestro cerebro componiendo las cosas como le parece y demás sin que en ello, en principio, se adivine rastro alguno de origen no químico o biológico. Pero, ¿todo lo que estaba catalogado como sueños realmente no eran nada más que eso, actividad suburbial cerebral, o quizá había algo más? O, sin salirse de los propios sueños normales, ¿no habría quizá sueños tal vez implantados, programados?

¿Cómo era posible que un mismo sueño, de temática más o menos inaudita, fuera recurrentemente tenido, y en más de una ocasión, por prácticamente todos los seres humanos? Estamos hablando, pongamos por caso, de que sueñas que se te caen todos los dientes o que te hallas cruzando las vías del tren pero no hay forma de avanzar. Nosotras comprendimos (¡ei!, sin pretender ser las primeras en hacerlo) que la cuestión no era tanto el qué podían significar o no tales sueños, sino el por qué y cómo se tenían. 

Además, ciertas cosas no eran lógicas. Vale que el sueño de la caída de nuestros dientes puede estar arraigado, desde hace millones de años, en nuestro camino de evolución a partir de aquel específico diseño inteligente que dio lugar a nuestra especie. Sin embargo, no cabe decir tal cosa de lo de los trenes y las vías, porque solamente pudo comenzar a soñarse cuando efectivamente comenzaron a circular tales artefactos sobre raíles, y eso es hablar de menos del uno por ciento del tiempo de todo nuestro recorrido evolutivo ya como seres humanos desde aquel homo habilis. 

Diseño inteligente, sí, pero no se espanten, nada que ver con las incalificables creacionistas, que acertaron eso en concreto de pura chamba, por pura estadística. A fuerza de defender ideas en principio del todo extravagantes o incluso desatinadas, pero realmente bastante imaginativas, era normal que alguna vez la acertaran a su pesar. Vamos, como nos pasó a las humanas en general con lo del cambio climático, pura chamba, se lo aseguro. Pero sigamos.   

Por ese afán de a pesar de todo avanzar que tanto nos caracteriza a las atolondradas humanas, a falta de otra explicación que darle al tema, y por no quedarse encalladas, unas estudiosas un tanto particulares, y de quienes os iré hablando, optaron por la navaja de Ockham. Si se iban incorporando nuevos sueños al repertorio común de la humanidad, lo más probable era que ello fuera debido a que seguramente existiera algún tipo de nexo o unión entre los seres humanos más allá de lo que puede determinar la ciencia física. 

Es decir, tal vez existiera, sin más, un ParaUniverso, por llamarlo así. En absoluto aquellas estudiosas hicieron de ello artículo de fe alguno, pues permanecieron abiertas a cualquier otro tipo de explicación alternativa que alguien pudiera dar. Tal otra explicación alternativa, no obstante, nunca fue ni ha sido formulada hasta el día de hoy. 

Adicionalmente, una inmensa parte de la población "sueña" con cierta frecuencia que vuela, lo cual, dado que no procedemos de las aves, es absolutamente imposible encajarlo con antecedente alguno de nuestra línea de ascendencia a lo largo del inmenso árbol evolutivo de la vida pensado en primer lugar por el eximio Charles Darwin, una de las luces más preclaras de vuestro siglo XIX, árbol posteriormente ratificado por constantes e incontables descubrimientos paleontológicos que han ido teniendo lugar a lo largo de vuestra historia y de la nuestra. 

Aunque en honor y memoria vuestras seguimos hablando de la Teoría de la Evolución, en realidad de teoría parece quedarle más bien nada, pues aunque es del todo razonable aceptar que lagunas evolutivas siempre quedarán, porque estamos hablando de millones y más millones de especies que han habitado y habitan este Planeta, ello para nada desdice las evidencias científicas que suponen lo que sí que se ha encontrado y hallado, acervo que no deja lugar a dudas sobre su validez general. 

Teoría de la Evolución, sí. Ahora bien, otra cosa son los nunca acabados debates sobre sus mecanismos concretos, el peso de cada factor y su alcance real. Ahí mejor no me meto... 

Pero para terminar de liar más la posible secuencia general básica, y aunque presumíamos, y ahora sabemos, que no fue una práctica nada habitual, tampoco podemos tener ni tenemos la certeza o seguridad absoluta de que la intervención de diseño inteligente que específicamente nos "creó" a las humanas haya sido la única que se haya dado en este Planeta a lo largo de sus miles de millones de años de vida.   

Y si tal evento, el volar (que era de dónde veníamos antes de tanta digresión), nunca estuvo en nuestra línea evolutiva, ¿cómo explicar, entonces, que se sueñe tal cosa, y que los individuos se vean y se sientan a sí mismos en tal tesitura aunque despiertos no hayan volado en su vida? Y también sabemos que tal sueño se ha tenido desde siempre, desde millares o millones de años antes de que las primeras humanas, a bordo de máquinas o artefactos, consiguieran en efecto físicamente volar. ¿No es todo como si en alguna parte las cosas estuvieran inhabitualmente desordenadas respecto a lo que habría de ser su orden temporal comprensible? ¿Recuerdos del futuro? ¿Regreso a las estrellas? 

Ítem más, respecto a esto de "soñar volar", están los numerosísimos testimonios de personas que afirman que saben diferenciar perfectamente lo que ahora ya todas denominamos un "viaje astral" de lo que es un simple sueño porque, aunque no necesariamente siempre ni mucho menos, en ocasiones viven conscientemente la experiencia desde el principio, desde el momento de comenzar a salir del propio cuerpo, por más que lo habitual es tenerla, la consciencia, cuando ya se ha emprendido el vuelo, ya que el despegue puede a veces ser muy trabajoso y no demasiado confortable, por lo que se tiende a ignorar o a vivir este inicio del proceso lo más inconscientemente posible. 

Y lo mismo suele suceder a menudo con los "aterrizajes", que a veces pueden ser bastante violentos, como muy repentinos o de golpe, por lo que la generalidad de las viajeras tampoco suelen tener consciencia en y de tal momento, aunque sí que una "rentrée" especialmente violenta o repentina puede y suele llevar a la persona a despertarse como sobresaltada o sorprendida, pese a no estar siendo tal sueño en sí pesadilla alguna.

Se comprende perfectamente el posible escepticismo de quienes nunca hayan vivido conscientemente un viaje astral de principio a fin, pero, ¿y qué hacemos con quienes sí que lo han vivido, entre las que modestamente me incluyo? A igualdad del resto de condiciones, ¿a quién tomaríamos preferentemente por guía, a quien es ciega, o a quien afirme que algo ve de eso del arco iris, estrellas y demás, aunque solamente sea con un ojo? 

Aun a riesgo de que esta "vidente" pueda estar engañándonos y ser, aparte de una o un malnacida, tan ciega como el que o la que más, la elección parece clara. Así que, ¿era realmente muy "científico" escuchar, como quien oye llover, las argumentaciones de quienes, al margen de programa o postulado religioso alguno, discrepaban de la presunta certeza de que lo único que bajo cualquier concepto tenía y podía tener existencia real era lo "oficialmente" incluido en la denomidada "realidad material"? 

En todo caso, por un elemental principio de ecuanimidad, a todas se habría de haber concedido, de entrada, al menos la misma credibilidad o presunción de fiabilidad, por lo cual lo que no cabía racionalmente de ninguna de las maneras era rechazar, sin más, toda posible verosimilitud de la existencia de algo más allá de lo determinado y conocido por la física hasta entonces. ¿Por qué se había de inventar nadie lo de los viajes astrales, por afán de notoriedad? ¿Todas las que decían experimentar viajes astrales lo iban a hacer por tal afán, todas? ¿Durante milenios y más milenios? 

¿Y qué decir de esos otros sueños en los que, aunque bien que sabemos que, por la razón que sea, nuestro lindo culo se ha metido bien solito en el sobre a sobar, percibimos táctil e inconfundiblemente que nos están o le estamos haciendo cositas a alguien, a diferencia de lo que suele suceder con los sueños "normales" e incluso con los viajes astrales (salvo en el momento del despeque o del aterrizaje), en los que las sensaciones que se tienen, aunque están también las auditivas y las táctiles a bajo nivel, son, en general, básicamente sólo visuales? 

Intentaré describir con algo más de precisión y detalle a qué me estoy refiriendo. Se trata de sueños que, a consecuencia de tal característica táctil, se viven, para bien o para mal, con una intensidad y viveza muy superiores a la del resto de sueños. Y ello es válido tanto si "soñamos" que tenemos entre nuestros brazos a alguna persona amada, y por lo tanto siempre añorada, como también para el caso de esos otros "sueños" en los que resulta que, sumidas tanto en la inmovilidad más absoluta como en la imposibilidad o extrema dificultad de poder salir de tales "sueños", notamos cómo somos objeto de acciones ajenas sobre lo que todo indica que es nuestro propio cuerpo. 

Otro caso bastante común en el que se detecta clara vertiente táctil en el "sueño" es aquel en el que nos percatamos de que debemos de estar dormidas, ya que, por más que nos esforcemos, nos resulta totalmente imposible encender la luz de la habitación, pese a que claramente hemos percibido bajo nuestros dedos cómo por fin habíamos sido capaces de realizar el penosísimo esfuerzo de llegar a accionar el interruptor. ¿Realmente se tratará solamente de un sueño, o en realidad estaremos intentando hacer lo que difícilmente se puede hacer desde otra dimensión? 

Parece ser que, en tiempos pasados, esos "sueños" en los que, inmovilizadas, nos hacían cosas, revistieron especial dureza en muchas ocasiones. En concreto, estamos hablando de aquello que muchas tomaron por abduciones y demás, y abduciones, en efecto, es lo que pensamos que debían y deben ser, sólo que si las hubo y las hay únicamente sabemos de cierto que rarísimamente podrán tener lugar efectivamente en el mundo físico o realidad material, sino que, en caso de existir, parecerían suceder más bien en algún otro posible ParaUniverso antes que no en el mundo "ordinario" y "normal". 

Recopilando lo hasta aquí expuesto, se ha hablado de ojos que, al parecer, irradian algo más de lo estrictamente esperable desde el punto de vista de la física, también de un inexplicable patrimonio o banco común de sueños de la humanidad, de numerosos testimonios de personas que afirman tener viajes astrales, de sueños táctiles... Bueno, tal vez se tuviera entre manos algo equivalente a lo que el calor del sol es e implica para quien es ciega, algo que le permite saber o intuir que tal astro probablemente debe de existir, y que por lo tanto, aunque el resto de estrellas sigan quedando fuera del alcance de su percepción sensorial, como nuestro Sol es una estrella más, sólo que comparativamente muy cercana, tal vez resultase que no la estaban engañando del todo quienes decían ver, y quizá también hasta existiera, el arco iris, la Luna, las nubes,... y toda una inesperada serie de cosas. 

Esquematizando, parecía que quizá sí que había algunos cimientos sobre los que basar e intentar desarrollar una nueva rama del saber, así que, como cada vez más y más integrantes de la Humanidad empezaban a tener ya bastante tiempo libre por entonces, fue fundada una nueva ciencia que, haciendo uso de la expresión más literal de tal término, pasamos a traviesamente denominar Metafísica, estando también admitido el término Parafísica, que en realidad utilizamos más a menudo, aunque ambos se pueden usar indistintamente, aparte del de Metaciencia, que sigue siendo un vocablo de uso frecuente en ámbitos académicos. 

Metaciencia, sí, término en origen impuesto con intencionalidad menospreciativa y marginadora por la otrora excesivamente poderosa ciencia oficial que, de hecho, había sustituido en muchas de sus funciones a las también otrora poderosísimas religiones, y no tan solo en aquellas facetas que para la humanidad podían ser positivas. Así, se suponía que no opinaban sobre cuestiones sobre si la gente tenía o no mucho sexo, pero sin embargo no pararon de inventarse o magnificar mucho más allá de su verdadera importancia enfermedades de tipo venéreo, así que como para plantearles según qué otras cosas...  

. 
*****


... y, a partir de ahí, es cuando se "ingresa" en el texto ya reproducido sobre la existencia de dios

saludos cordiales. 
ET & forrest gump. 
.. 


*
fondos12.com

. 
.*...***..*...***.....*****...**...*****.....***...*..***...*.
...
 .. 
..