dijous, 30 de maig de 2013

Año 28.251: Acerca de nuestras Gestoras Electas y el Mundo Laboral

. 
. 
inglishpitinglish.wordpress.com
. 


estimados lectores o lectoras: 

Nunca, hasta ahora, me había sucedido que el ser buena persona me acarreara problemas de relieve. Sin embargo, el infierno en el que vivo sumido actualmente, a diferencia de lo que había sucedido siempre, ha venido provocado por serlo, ser sincero, aceptablemente buena persona, abierto a los buenos y positivos sentimientos, e intentando siempre construir con los y las demás, sin nunca embarcarme en una empresa reivindicativa estrictamente personal. 

Yo comencé a comentar en The Oil Crash más o menos en julio de 2.011, y allí expliqué, con mi franqueza y desparpajo habituales, que era una persona rayana en la ancianidad, muy hablador, y con un cierto nivel de trastorno psíquico o en mi personalidad. 

Pues bien. Se ve que mis comentarios, profusos, en general no gustaban nada a nadie. Sin embargo, ni nunca explicaron el por qué de ese no gustarles, ni tampoco supieron rebatir ninguna de mis múltiples y numerosas afirmaciones siempre pormenorizadamente razonadas. Y a la cabeza de quienes estaban hartos de mí y de mi colaboración, su bloggero mayor, mi sobrino (aunque ya dudo que lo sea) Antonio María Turiel Martínez. 

Bueno, ¡qué se le va a hacer!, un pelma que se ha "instalado" en un blog. ¿Y? ¿No es un pariente directo, concretamente un tío carnal, del bloggero mayor? ¿Y no se trata de alguien, obvio era, que valoraba especialmente la franqueza y el llamar a las cosas por su nombre? Entonces: ¿por qué mi sobrino no me dijo directamente que estorbaba, y yo ya me hubiera retirado sin decir prácticamente palabra? 

No, no, déjense de historias. Yo tenía con él un bastante abundante intercambio epistolar, y mi participación en el blog, como esos mismos numerosos emails, habrían podido cesar como por ensalmo con que tan sólo me lo hubiera dicho directamente y sin tapujos (tal cual afirmaba ser también él), pues por docenas de veces tal cosa le había dicho y prometido, incondicionalmente, desde el principio. 

Sin embargo, él optó por otra solución. No entiendo qué puede haber salido ganando nadie con ello, excepto los mercenarios, claro. Pero ahí, aquí está, al menos para mí, el final del trayecto: él me desea definitivamente loco y encerrado en una prisión o psiquiátrico, donde, o bien los propios presos o el sistema de "salud" general, me matarán,  y yo ya estoy definitivamente bien encarrilado para ello. 

Él, y su padre, y todos quienes (tampoco tantos, pero sí los poderes del Estado) han participado en este asedio y esa creación de imputaciones absolutamente falsas, sabrán por qué lo han querido hacer así. Pero, a falta de otra explicación, y vistas las vías seguidas, pocas dudas caben sobre que lo que les ha movido ha sido la materialidad de hacerse con el control de todo mi dinero, el mismo que, generosa o dadivosamente, y a cambio de nada, ya le ofrecí dejarle en herencia. Se ve, sin embargo, que no puede, que no pueden esperar tanto. 

Lo tienen fácil y nada hace prever que no consigan quedarse definitivamente con todos los derechos sobre mí, alegando, como así harán, que mi compañera es una inútil, o alguien que se deja llevar por los senderos ajenos con extrema facilidad, y que al ser mi hermano un muy respetado político, y mi sobrino el pariente biológico más cercano, lógicamente, en un acto de piedad y solidaridad familiar que los honra, perdonándome magnánimamente todos los agravios que les he infligido a lo largo de sus valiosas y superiores vidas, como buenos samaritanos se harán cargo de mi custodia, de la de mis bienes, y de los, eso ya mucho más hipotéticos, posibles derechos de autor, algo que yo tampoco busco, pues deseo que todo el mundo copie los contenidos, casi que hasta pagaría porque los copiaran... 

¡Enhorabuena!, saben jugar perfectamente ese juego, y oye, pues nada, ¡qué mas da! Por mi parte, he jugado a lo que me impusieron durante un razonable tiempo, no me ha gustado nada, y me borro ya de él, no tiene nada de divertido, y mi compañera teme, con razón, que a fuerza de jugarlo y jugarlo termine siendo tan malvado como mi hermano y mi sobrino. Y tiene razón, que se dedique a ser un hijo puta y a hacerle putadas a la gente quien sea o quiera, incluso aunque los blancos fueran mis propios agresores, porque yo ya estoy harto, y abandono, da directamente asco. 

Y oye, pues eso, que como ese juego no me gusta nada, y el mundo en el que vivía efectivamente me lo han desmantelado ya para siempre, pues bueno, que hagan o haced lo que quieran, y esto vale para absolutamente todo el mundo o  todas las instancias institucionales que en el mundo mundial puedan existir. 

Vivo en un mundo en el que. entre unos y otros, ya se ha convertido en delito hasta el ser bueno y honrado, sincero, directo, comprometido, generoso o simplemente rumboso, o cualquier otra cualidad que, por sí misma, pueda facilitarle o alegrarle algo más la vida a cualquiera. Por otra parte, no me gusta ese maldito juego de ser malo, así que, ¿qué opción me queda, sino la de la directa locura? 

Ustedes ganaron, es un hecho, y no descarto mi autoingreso voluntario en alguna institución psiquiátrica. Sin embargo, seguramente ya ni me quedará esa opción, dado el cerco asesino que cada vez más opresivamente va cercenando mi vida emocional y hasta la física. Pero me da igual ya, nada me importa cualquier posible encausamiento, juicio o cualquier otra formalidad de las que tan bien describió Kafka en su "El Proceso", porque me sé muerto, pues socialmente ya he sido condenado y ajusticiado, ¿qué más me da lo que pueda hacer ahora ya quien sea o lo que sea? 

Y mientras llega mi ansiada liberación, pues nada, sumido el palacio en la ruina tras el terremoto, mi compañera y yo, al menos, ya nos hemos montado, con los escombros que hemos podido manejar, un pequeño chamizo en el que, al menos, podremos resguardarnos algo de las inclemencias más extremas, y, además, sabemos que, por lo menos, ahí seguimos y seguiremos estando, más que siempre, los dos. 

Y tenemos a nuestro alcance un arma terrible, de destrucción masiva: sabemos que cada vez que seamos capaces de arrancarnos mútuamente una sonrisa o una risa sinceras y francas, estaremos inflingiéndole a esos desalmados una derrota allá donde quiera que se hallen, eso no nos lo han conseguido terminar de destruir o arrebatar, y con esa defensa resistiremos mejor y menos infelizmente cualquier acoso. 

Sólo os pido una cosa, y no es para mí, sino para ella; defendedla, defendedla a muerte, ella sí que no ha tenido ninguna culpa en nada de esto, y ha sido, sin embargo, tanto o más víctima que yo.  Defendedla, o ¡qué digo mejor!, vengadla, vengadla, os va vuestra tranquilidad de conciencia en ello, ya que no supisteis defenderme a mí. 

Normal, por tanto, que, a escala personal, siempre añore ese mundo de 28.251, del que os dejo, ahora, otro trocito: genérico del lenguaje, el femenino :'-|  
. 
. 
Siempre se hila o hilamos muy fino en todo lo concerniente a la Administración Redistribuidora, y si estimamos que procede, nunca dudamos en pedirle responsabilidades si no alcanza los mejores objetivos posibles sea en el campo que sea, Pero claro, esto de pedir responsabilidades no deja de tener su punto contradictorio, porque la Administración Redistribuidora somos en realidad todas las ciudadanas mayores de edad, con lo que resulta que somos al mismo tiempo críticas y corresponsables de su óptimo funcionamiento, trabajemos en el sector público o en el privado, o seamos ociosas. 

Así que, para salir del atolladero y practicar la humana virtud de, a veces y con total desparpajo, rehuir nuestras propias responsabilidades, al final muchas veces optamos (de forma bastante frívola, la verdad, además de liviana e irresponsable) por directamente echarle la culpa a las políticas de turno, y todo solucionado. 

Ya, díganme que no. Pero si además es normal, y lo de, con motivos o sin ellos, una y otra vez sentirnos felizmente decepcionadas por la actuación de nuestras gestoras electas es obvio que forma parte de los derechos inalienables de la ciudadanía. ¿De quién te vas a quejar, si no? 

Ahora bien, y dicho sea todo de paso, es que, con sus actos, nuestras estimadas representantes así designadas a menudo también colaboran activamente a que se les tenga en tanta estima. Será, quizá, porque, en su constante objetivo de procurar siempre satisfacer nuestras demandas, ponen su más denodado empeño en no defraudar nuestras expectativas en esa y concreta tan poco favorable faceta de la sistemática decepción con la que esperamos que nos deleiten. En fin... 

Bien, siempre se puede intentar derrocar o destituir de responsabilidades públicas a cualquiera de nuestras políticas en cualquier momento, sin esperar a las elecciones generales ordinarias, que son cada tres o cinco años, según se haya decidido por la ciudadanía en los anteriores comicios. Como ahora estamos en una fase más estable, esta vez el período es el de cinco años, y aún faltan tres para las próximas. 

Se consigue enviarlas para casa cuando el margen entre quienes la rechazan y quienes la apoyan alcanza una cifra, variable pero siempre sustancial, de esa ciudadanía llamada a pronunciarse. Es normal que se exija ese margen mínimo de participación, pues si no, hipotéticamente, en una votación muy minoritaria se podría echar a quien se quisiera con tan exiguo respaldo, y eso, la verdad, tampoco tendría ni tiene mucho sentido.

Por poner un caso en concreto, para poder destituir a una o un edil local se requiere que el margen entre quienes piden su destitución y quienes le apoyan sea al menos de un diez por ciento del censo absoluto implicado, y este margen va creciendo a medida que el puesto es de más amplia responsabilidad. 

Sí, es cierto que, con este sistema, y siempre en teoría, una persona electa posteriormente rechazada podría tener margen, técnicamente, para mantenerse en su función hasta las siguientes elecciones generales ordinarias, aunque una mayoría absoluta del censo la rechazara, si no se alcanzara el margen requerido. Pero claro, al cabo del período para el que fue electa, ya no le valdría el truco, y de hecho, para no hundir tontamente sus carreras, siempre que la participación en la votación sea o haya sido mínimamente significativa, suelen dimitir cuando, por el margen que sea, obtienen más rechazos que apoyos. 

Los puestos electos son los peor retribuidos de todos los curros, porque su coeficiente es, en todos los casos, del 1'3, y no se decidió privarlas de toda remuneración, como sí sucede con las médicas, porque se estimó que ello habría sido darles a nuestras gestoras electas más importancia de la que realmente en sí tienen, así que la cosa quedó así. 

No obstante, no suelen vivir muy mal, porque siempre tienen detrás algún grupo humano o partido político más o menos organizado que les complementa el sueldo a su antojo, aunque sin pasarse tampoco, claro, un excesivo nivel de retribución interna o "de partido" acarrearía la inmediata impopularidad del o la afectada y el consiguiente previsible final u ocaso de su carrera, porque aquí todo es transparente de verdad. 

Y es que una nada deplorable consecuencia de esa transparencia es la de que, pese a que eventualmente sigue apareciendo de vez en cuando alguna o algún tarada atontada que lo sigue intentando, hace siglos que logramos que el fraude fiscal se convirtiera en un delito imposible de cometer, situación que, por cierto, aprovechamos para deshacernos definitivamente de las cárceles, de las que tales defraudadores ya eran sus únicas usuarias en aquellos aún convulsos tiempos del final del período de las Grandes y Radicales Reformas que cada año conmemoramos en las ya mencionadas fiestas de la Renovación Democrática. 

En resumen, que, en el mundo actual, la Humanidad ha crecido notablemente en su dimensión social, y ese indudable crecimiento se ha producido, precisamente, a partir de la intesificación del personal e intransferible esfuerzo individual de cada una de todas nosotras.

La Administración Redistribuidora tiene la obligación y, como no podía ser menos, la cumple al cien por ciento, de proveer de un puesto de trabajo público, digno, adecuado y debidamente remunerado, a quien así lo demande. Ítem más, está obligada también, en lo posible, a ofertar empleos asalariados en el sector privado a quienes así lo deseen, y en este caso la tasa de cumplimiento es de un nada despreciable noventa y ocho por ciento, la mayoría, claro, en cooperativas o bajo empleadores autónomos, que son aquellas que no tienen más de cinco asalariados ni tampoco se han querido constituir como pequeña empresa privada. 

Como no cabía imaginarlo de otra forma, desde la ReEvolución las condiciones laborales, en todos los sectores, han sido fijadas y las seguimos fijando unilateralmente las propias trabajadoras, porque nadie puede conocer mejor que nosotras mismas las características y especificidades de nuestros propios puestos de trabajo, ni las necesidades organizativas, los requerimientos de maquinarias, materiales o conservación, cómo afrontar las puntas o valles de demanda... De lógica elemental, vaya.  

Lógica elemental que, sin embargo, no alcanzó tal coherencia hasta que, al pasar a ser los beneficios de una buena práctica laboral un patrimonio realmente compartido por la Humanidad y no usurpado por una ínfima parte de ella, el enfoque de las trabajadores sobre estos temas pasó a ser otro muy diferente y, por la cuenta que nos tiene, bien que sabemos resolver, hallando las soluciones más idóneas, cualquier conflicto de intereses de orden laboral que pueda plantearse. 

Con ello, hoy sí que ya no tiene sentido vaguear o trabajar mal porque sí, ni nadie lo hace, sino que antes al contrario, el trabajo, en general, lo desarrollamos con prontitud, pulcritud y perfección, es decir, seríamos la pesadilla perfecta de trabajador o trabajadora eficiente que tan temida era en otras épocas por sus compañeras de trabajo. 

Pero claro, eso era cuando, insisto, el fruto del esfuerzo laboral se lo llevaban en buena parte particulares y no el conjunto social por igual, así que hoy en día lo de ser eficiente en el curro se contempla de otra manera, mayoritariamente elogiosa, pues conseguir ser eficiente es sencillamente considerado una positiva habilidad más, dado que el trabajo, en nuestra sociedad, por encima de todo es sencillamente una cuestión de compromiso y solidaridad social. 

Además, y aunque esté mal que lo diga precisamente yo, dado el tipo de curro que tengo, entregarse a trabajar intensamente y lo mejor posible, compitiendo nada más que con nuestros propios límites, a menudo puede constituir en sí mismo una gozada y una satisfacción, aparte de un ameno entretenimiento. Pero claro, todo ello siempre que, cuando se requiera, se puedan efectuar las debidas pausas o desconexiones. 

Es verdad, y evidente, que ello coadyuva a que exista un cierto nivel de voluntaria autoexplotación, pero es que en la actualidad, como siempre, quienes generan las plusvalías que permiten vivir a las laboralmente ociosas son las currantes y nadie más que las currantes, y de tal margen de voluntaria autoexplotación todas sabemos que depende no tan sólo, como ya se dijo, la viabilidad de nuestra sociedad, sino también su mayor o menor nivel o ritmo de prosperidad.  

Pero, en general, el invento funciona bastante satisfactoriamente, porque aunque nuestro placentero transcurrir por la vida se basa entre otras cosas, qué duda cabe, en que transitamos por ella con una fe prácticamente a prueba de bomba, tal fe cuasi ciega la fundamentamos y depositamos exclusivamente en las posibilidades que nos puedan abrir o brindar nuestros propios actos personales, y en nada más. 
. 

En fin, me pregunto qué tocará ahora, según el siniestro guión que van consiguiendo imponerme, si bien presupongo que, más o menos, irá en la línea de la aparición de algún brote psicótico en mi comportamiento en el que cometeré alguna barbaridad, y ello refrendará definitivamente a la gente, si hiciera falta (que personalmente pienso que no), lo malvado que soy, el extremo grado de peligrosidad que encierro, y la gran labor y lo muy agradecidos y agradecidas que, como sociedad, debéis estarles a mi hermano y mi sobrino, los artífices principales e iniciales de la ruina emocional de mi compañera. Así que, ¡felicidades, AMT, por esta gran y (eso sí) trabajada victoria! 

Pero, al menos, mientras habéis perdido vuestro tiempo conmigo, no lo habéis podido dedicar a urdir o llevar a término mayores maldades, me alegra haber sido tu puta que, mientras te ha distraído con mis relaciones eróticas, ha permitido a otras personas no verse laceradas, o no tan intensamente, con el peor de tus látigos: tus deseos de que todos y todas muramos, y te dejemos en paz, a ti y al reducido núcleo de nazi-pitagorines que puedas ir encontrando por ahí. 

Bueno, pues, insisto, ellos sabrán, ya que para algo, si existieran, gente como ellos no son sino la viva encarnación o presentación con aspecto humano de lo que, para entendernos, denominaríamos como Satanás.  

Y no te puedes quejar por eso: una persona que se comporta como lo has hecho tú conmigo, ¿encima va a andar quejándose de la denominación que, en justicia, más se le aproxima, si es que, en efecto, no hay una total identidad? Satanás, no hay más, y a no quejarse, pues es el precio de tu victoria. 

Si estoy loco: ¿qué problema puede haber, entonces, en que te defina así? Yo es que no veo ninguna dificultad: ¿verdad, Satanás AMT Martínez? Sí, sí, Martínez, porque la maldad la introdujo tu madre, mi hermano no era así hasta que la conoció y se lio con ella, abandonándome a mi suerte y a los maltratos de otro hermano. 

Esa es la verdad, constatable verdad, hay muchos más Turieles vivos aún que podrían dar fe de ello, pero a quienes para nada pienso molestar. Y también hay quien puede dar fe de lo mucho que os quise y os bientraté de niños, y la locura de tu padre de sumarse a esto, aparte de por el afán de rapiñar hasta el último euro posible de donde sea, radica en su no apagado rencor, que le atormenta aún en su vejez, tal vez más que nunca, arraigado en que ni él ni tu madre nunca pudieron aceptar, hasta el extremo de hacérsele insufrible, el ver cómo sus hijos me recibían siempre con alborozo y corrían a acercarse a mí, mientras a ellos les hacían el mínimo caso imprescindible, y se venían hacia mi. 

Pues bueno, ex-querido hermano leonés, si ya con tantos años rebasada la edad en que adquirimos conocimiento, aún no has comprendido que el cariño y el amor de los niños no es una cosa que se arrebate ni que ni siquiera se puedan arrebatar unos a otros las personas mayores, sino que sencillamente los niños quieren a quienes quieren, y no por pasar a querer, o querer más, a oras personas, dejan de querer lo que quieren a quienes quieren, si aún no lo has entendido, pues vaya... 

Sin embargo, es obvio que no lo quieres aceptar, pues, de haberlo hecho, nunca habrías entrado en tan absurdo círculo de auto estúpìda negación de que también era un hecho que yo los quería más que vosotros. Pero no, oye, ¿la solución? ¿vengarse de alguien por tu propia falta de comprensión y madurez hace nada menos que treinta y sies años? ¿No es eso lo que dijiste en esa carta acusatoria tan oportunamente escrita en refrendo de la agresión de tu hijo contra mí, al meter la ley por medio, parte de esa bonita trama en la que también cruzasteis en mi vida, fingiendo que era un admirador, a ese chico de Benabarre menor de edad? ¿Quién es quien tiene una mente realmente enferma aquí? 

saludos cordiales, ¿para qué pedir una solidaridad que sé que, de todos modos, nunca se producira?  
ET & forrest gump. 
.. 
. 
. 
a7.com.mx

. 
.. 

diumenge, 26 de maig de 2013

Plagas y Tareas del Hogar en 28.251

. 
. 

. 

tan estimades com improbables lectores o lectors: 
tan estimados como improbables lectores o lectoras: 

Bien, pues, tras esta tan necesaria como conveniente larga tanda de republicaciones, hora es ya, quizá, de recobrar algunos otros fragmentos de ese texto del futuro cuya sucesiva y efectiva publicación es una de las causas del acoso y la persecución que, obvio es, se mantienen desatados contra mí. 

De aquí a nada, edito en mi blog de defensa los comentarios que ha sido preciso, por su intrínseca maldad intencional contra la buena fe humana en general, trasladar allí. 

Recuerden, por si fuera preciso, que, en este texto del futuro, el genérico del lenguaje es el femenino. Y si conocen o conocéis el significado de la palabra solidaridad, os ruego que, si leéis esto, saquéis copias (imágenes incluidas, a poder ser, y no un mero enlace: no es difícil, aunque sí pesado), pues silenciar algunos o todos mis blogs es uno de los objetivos de esta campaña desatada, y ya durante tanto tiempo mantenida contra mi persona, por ser estos odiosos acosadores incapaces de objetar nada verídico y racional a los posicionamientos o ideas que difundo o defiendo. 
. 
***** 


Lo de la enemistad entre la descendencia de la mujer y la de la serpiente se ha cumplido a rajatabla y plena satisfacción en nuestros civilizados entornos urbanos, donde ni por casualidad se encuentran moscas, ratas, gaviotas, cotorras o palomas, ni mosquitos, arañas, abejas o avispas, ni bicho molesto alguno otro. 

Bueno, ni molesto ni no molesto, porque nuestras ciudades son zonas declaradas libres de existencia animal, ellos tienen sus reservas y nosotras las nuestras, amplísimas las suyas, modestos santuarios las nuestras. El pacto, la mar de sencillo, ellos no intervienen ni penetran en nuestros territorios y, a cambio y en justa correspondencia, nosotras intervenimos lo imprescindible en los suyos, exclusivamente como tutoras y administradoras que somos de su destino. 

Sus administradoras, por supuesto, ya que, si bien es cierto que no dejamos de ser completamente insignificantes en el Orden Universal (no digamos ya en El Cósmico Global), al menos en la parte seca de este Planeta somos, sin duda, los seres físicos más avanzados, o los menos atrasados, que seguramente sería y será una descripción más ajustada a la realidad. 

Sí que, sin embargo, eventualmente dejamos entrar en nuestras ciudades (aunque sus chillidos y su suciedad pueden llegar a ser bastante molestas), a bonobos, chimpancés o macacus rhesus y demás, por pura cuestión de solidaridad familiar. No obstante, es extremadamente infrecuente que alguna o algunas de ellas se dejen ver por aquí porque no es su latitud, aunque sucede con cierta mayor frecuencia en otras ciudades más cercanas al Ecuador Terrestre. 

También, respecto a lo de permitir presencias inhabituales en nuestros entornos urbanos, hacemos una única otra excepción con los caballos y yeguas, burros, asnos, mulos o mulas, con las que también nos pasa lo mismo, que si llegan a venir en alguna ocasión, enseguida se van, no se "encuentran", lo que no empece para que, durante esas breves estancias, también lo dejen todo perdido con sus superabundantes deposiciones y demás, aunque casi nunca relinchan si no es de placer. 

Bien, intuyo que esto último que acabo de contar os habrá sonado tope raro o estrafalario, pero su redactado no ha sido el resultado de la ingesta por mi parte de sustancia dopante alguna, así que vuestra posible extrañeza ante él tal vez pueda ser debida a que no hayáis tenido debidamente en cuenta lo que he ido comentando sobre nuestras recuperadas capacidades telepáticas, capacidades que todos los animales superiores y no tan superiores tienen y mantienen intactas, pero que nosotras, en origen, hubimos de ir inhibiendo cuando nuestra especie descubrió que hacerlo incrementaba visiblemente las posibilidades de sus individuos de sobrevivir ante el ataque de cualquier depredadora fiera, pues nuestro unilateral corte de comunicaciones, inesperado y jamás previsto por el brutal animal, nos permitía librarnos de su influjo, incrementándose así las posibilidades de, sanas y salvas, lograr escapar. 

Infortunadamente, y una vez descubierto que eso de la telepatía se podía inhibir, tal práctica se fue extendiendo en las relaciones de las propias humanas entre sí, y en fin, sobre esto ya se comentó, así que, por ahora, se ha de seguir con las cuestiones generales, de carácter social, o sobre las ciudades y los animales, o sobre lo que sea y demás, lo que diga la ROM. 

Así que, al efecto de evitar toda intromisión no deseada, y sólidamente asentados sobre el contínuo y pulido muro vertical de ocho metros de altura que la circunda ---[ y en el que por supuesto están practicadas resguardadas, aunque accesibles y espectaculares, entradas y salidas de la misma aptas para el libre tránsito humano, ¿qué pensabais? ]---, sobre tal primera e importante barrera nuestra ciudad cuenta con unos prodigiosos artefactos o megadispositivos que permiten alzar una alambrada reticular de imperceptibles rayos láser que, con una anchura de tres metros, se eleva hasta los siete kilómetros de altura, donde los haces son captados por los receptores situados en un anillo globo anclado a la Tierra. Cuando este sistema detecta la presencia de alguna partícula, objeto o ser de tamaño superior, en cualquiera de sus dimensiones, al de un óvulo humano, la fragmenta, con lo que es extraño que llegue a haber granizo o nevadas en ellas, a excepción de lo que se pudiera de tales cosas formar en el propio interior de la ciudad así defendida. 

Suerte, pues, que la abundante y casi desbordante vegetación que inunda más de la mitad de la superficie de Ciudad Capital es toda ella de reproducción o fertilización anemógama, o al menos se lo ha sabido apañar así, porque si no, con el tema de la polinización lo íbamos a haber tenido, desde luego, bastante chungo. 

No es así, sin embargo, pues la masa arbórea y demás que tenemos es tope vivaz, ayudada por una temperatura de tipo más tropical de la que le correspondería por su latitud, y tampoco ninguna de las otras ciudades, prácticamente todas, que hacen servir una protección similar, carece de vegetales, aunque, por su muy inferior superficie, la variedad o abundancia final de especies se ve bastante más limitada. 

En cuanto a la cuestión de evitar al máximo la no deseada destrucción de aves por nuestro sistema de defensa antibichos, porque una cosa es no haber de padecerlos y otra muy diferente exterminarlos, la ciudad está dotada de un numerosísimo cuerpo de voluntarias vigías que, distribuidas en turnos y a lo largo de todo el perímetro urbano, hacen uso de sus capacidades telepáticas para obligar a las inocentes bestezuelas a variar su rumbo y no topar contra la deletérea retícula. Es lo que hay. 


En otro orden de cosas, comentar que podría parecer que, en este mundo tan mecanizado y tecnificado, todo es holganza. Pero tampoco es eso. Cierto que los alimentos nos lo preparan unas máquinas, las ADHOC (Administradoras Domésticas de la Higiene, el Orden y el Cocinado) cuyas cualidades culinarias, tanto de cara a las presentaciones como en lo que se refiere a los sabores, aunque con texturas incomparablemente más blandas, superan con creces a las del o de la mejor chef que haya podido tener jamás en épocas pasadas la Humanidad y, por lo demás, en realidad tampoco hay que encargarse, tal y como vosotras las definís, de tarea domestica alguna. 

Pues buenos son nuestros robots, como para que, así como así, nos permitan que nos encarguemos de tareas de tal índole. Si insistimos lo hacen, claro, han de obedecer a las humanas mientras éstas no les pidan que maten o maltraten a otro ser humano, o barbaridades de similar tipo. Pero se ponene por ahí en medio, todo el rato dando la tabarra, y no hay quien se los pueda sacar de encima. 

Sí, porque argumentan que, por su programación más elemental, no pueden poner en riesgo alguno a los seres humanos ni permitir que, por omisiones como la de indebidamente aunsentarse en caso de manifiesta situación de riesgo para un o una humana, tales humanas puedan llegar a salir heridas. Acto seguido, ligan lo anterior con que si un humano está haciendo una tarea propia de un robot está, sin duda, en riesgo personal, porque por eso precisamente esas tareas les están encomendadas a los robots, y ya no hay dios santo que los saque de tal bucle. 

Pues no se investigó a fondo ni nada la mente de las mujeres para poder transmitirles a estos artefactos lo mejor posible vuestra, para nosotros, obsesión por la limpieza, aunque en realidad ello solamente sea en vosotras, como hemos visto, un puro reflejo de funcionamiento automático derivado de vuestro particular itinerario como mujeres en eso del éxito reproductivo personal


------[ Urgentemente paso de inmediato a aclarar aquí, ante las tan imperiosas como alarmadas demandas del PAR o Programa de Ayuda a la Redacción, que a las meras descripciones de obvias diferencias realmente existentes entre las humanas en función del género o sexo de las personas no se las puede calificar de por sí como discriminatorias. 

Personalmente, ignoro a cuanto de qué viene todo eso. ¿Discriminatoria? ¿Sería discriminatorio describir que, por naturaleza, las mujeres están preparadas para gestar y dar a luz mientras que los varones no? Pues estamos hablando de lo mismo, de cosas relacionadas con la Segunda Ley, así que yo no le veo el posible corte discriminatorio a esto que estaba diciendo por parte alguna, pero en fin, prosigamos con más carga densa. ]------  
. 
*** 

Pues con más "carga densa" seguiremos en la siguiente entrega. 

saludos cordiales. 
ET & forrest gump. 
.. 
. 
** 

. 
http://etylamagia.blogspot.com/2013/05/la-monogamia-es-antinatural-y-su.html



*********** 
¿******
.. 

dimecres, 22 de maig de 2013

Necesitamos Una Revolución

. 
. 

. 

Estimadas lectoras o lectores: 

Y es que aún no me atrevo a sustituir esa "o" por una más deseada "y", pero bueno :-) 

El caso es que, principio o final de esta tanda de republicaciones, he estimado oportuno cerrar el bucle, con un breve y muy abierto post, como principio y fin de esta serie dedicada a las posibles transformaciones radicales que, a día de hoy, año 2013, todavía estaría a nuestro alcance acometer y ampliar. 

Pero todo ello, por supuesto, dentro de la idea general de que siempre hablamos de un proceso, algo que va sucediendo gradualmente en el tiempo, sobre todo visto desde la perspectiva de la duración de una vida humana, y no de un evento o "fecha mágica" señalada a partir de la cual le pegamos a nuestro mundo un cambiazo radical a la voz de "¡ya!" :-D 

Tiene que ser así, porque la Historia enseña que, para que en verdad enraíce socialmente cualquier cambio, se ha de diferenciar entre la rapidez específica con la que, en efecto y una vez iniciados, se suelen desarrollar los procesos revolucionarios o de reforma radical, y otra cosa diferente, pero que nunca debe de ser olvidada, es el hecho de que el "calado" en las mentes o la asunción de los "novedosos" planteamientos de las nuevas concepciones, ideas o paradigmas sociales, para la mayoría de las personas, siempre es algo que se va produciendo, a su ritmo, pero, en líneas generales, nunca todo de golpe y porrazo. 

Arreglo un poco estéticamente, aquella primera publicación, como no, en mi blog dedicado al 15M (fue su post inicial), el blog que nunca gustó nada a los Tenazas Mengeles y demás familia siniestra con la que ¿el azar? me agració en su momento, si es que no son meros súcubos gays(*) suplantadores de mis verdaderos familiares. 

_________________ 
(*) Porque también tendrá que haber súcubos gays, ¿no?  Si no, menuda discriminación hipócrita y tonta, normal que Luzbel o quien fuera le organizara la de Dios al tal Yahvhé o como se escriba el ente ese represor, machista y homófobo. 
. 
. 

dissabte 11 d’agost de 2012

Necesitamos una Revolución.


Pocas veces la Historia ha vivido, en la práctica y en los últimos siglos, un modelo más inmovilista y anquilosado que el habido en las últimas tres décadas hasta ahora, y que por ello (aunque no sólo por ello), incapaz de tener la suficiente flexibilidad, está haciendo aguas, como bien sabemos y conocemos los y las 'adelantad@s' de la zona euro mediterránea de este Planeta. 

Al mismo tiempo, la más elemental cordura nos indica que cualquier enfrentamiento violento o guerra contra el Sistema en la que entremos se saldará con nuestra indudable derrota. 

_________________ 


Hete aquí, pues, por qué paradójico camino, no podemos sino llegar a la conclusión de que la única Revolución posible habrá de ser necesariamente (en la forma y el fondo, y no en la apariencia, sino en la realidad) una un tanto peculiar versión del clásico concepto de Reforma Radical. 

Paradoja, sin embargo, llena de ventajas por todas partes. En ese sentido, el 15M, entre las variadas cosas que puso de manifiesto, está el hecho de que las llamadas al cambio radical, si ello no implica la utilización inicial de la fuerza por la parte 'revolucionaria', tiene un amplísimo campo social capaz de movilizarse, como quien dice, al instante. 

Sí, sabemos que el Sistema INTENTARÁ UTILIZAR LA VIOLENCIA contra nosostros y nosotras. Y seguramente que lo puede hacer, o lo hará, y si algo recoge de hecho claramente la Historia es que siempre, siempre ha acabado recurriendo a esa violencia. 

Ahora bien, e intentaré poner un símil. Los días de huelga, un clásico son los piquetes que, informativos o informativos (¿qué piquete no es 'informativo'?), al final conducen a que mucho esquirolaje se la tenga que tragar, y no pueda ir a currar porque los transportes públicos o privados están colapsados, o al patrón no le queda más remedio que, para evitar males mayores, acabar echando el cierre. 

Sin embargo, y en una huelga de empresa(*) en la que el 99% de quienes curran estén de acuerdo en secundarla activamente: ¿para qué puede precisarse el piquete, o con quién se peleará éste? Si el 99% decide que no curra allí ni dios, ¿qué mejor piquete que una asamblea general celebrada a la puerta de ese centro?  

Reproducido a escala por todo el mundo laboral: ¿podría acaso la Policía abrir, en una ciudad como Barcelona, ABSOLUTAMENTE TODOS LOS CENTROS LABORALES, porque éstos estarían tomados por los y las trabajadoras? Es más: ¿Cómo se movería esa hipotética Policía, en una ciudad llena de vehículos voluntariamente cruzados por las calles por aquí y por allá? 

A donde quiero llegar a parar es que la mejor manera (si es que no es la única), de intentar evitar que el Sistema utilice la violencia es que tenga ante sus ojos la evidencia de que sí, la podrá utilizar, pero no le resultará eficaz para sus fines, y muy probablemente tampoco para simplemente intentar mantenerse. 

Y atentos y atentas, que con todo esto para nada se está cuestionando el derecho de las personas a la legítima defensa. Tan "LEGÍTIMA" como "DEFENSA", NO "ATAQUE". 

________________ 
(*) Aunque infortunadamente poco frecuentes, estos casos existen, pues, por mi experiencia directa, he vivido en dos ocasiones una huelga así, y eso sí, en ambos casos se trató de huelgas convocadas con carácter y duración indefinidas. 

La primera, como trabajador de un centro de una plantilla de unas ochocientas personas de las que tan sólo no secundaron el paro veinte (nadie de a pie, dieciséis curry-jefes, más la Jefatura máxima, claro está) Y así durante doce días :-) , 1978, sí,...  

La otra experiencia fue como piquete de apoyo a una de las primeras huelgas con seguimiento importante habidas en Barcelona en el telemárqueting, huelga en la que tan sólo entró a trabajar la Dirección de la empresa, NADIE MÁS, y si hablo de 'la dirección de la empresa' ya comprenderán que no me estoy refiriendo precisamente a algo así como un locutorio o una empresa muy diminuta, pues era (y sigue siendo, tras diversos cambios de nombre) una multinacional de las Telecomunicaciones, empresa o multinacional para la que, aclaro, me congratulo de no haber trabajado en mi vida, y que por lo que a mí respecta, ya se podría ir a pique ahora mismo, que todo el mundo (menos ellos o ellas, claro o tan sólo quizá) saldríamos ganando. British, por supuesto, ¿cuál iba a ser, si no? 



.. 

*** 
. 
Pues bueno, intentaré habilitar un circuito específico, dentro de este mismo blog de la Magia, que conduzca, de principio a fin, o de fin a principio (según elija cada cual) por esta senda revolucionaria a mi pesar, pero es lo que hay, así que, 

Mientras tanto, mientras monto ese "invento" o no, de momento, con irle dando a "entrada més antiga", ya se puede transitar esa senda en uno de sus sentidos. 

saludos cordiales. 
ET & forrest gump. 
.. 
. 
******
.. 

diumenge, 19 de maig de 2013

Un concepto de Revolución Integral

. 
. 

. 
. 
Estimados lectores o lectoras: 

Todos los post recientemente republicados en este blog de la Magia tienen, o conducen, a un nexo de unión común, la propuesta conjunta que me honro en republicar, también, ahora y aquí, un domingo que esperemos haya sido de liberación. 
. 


dilluns 12 de novembre de 2012


Un Concepto de Revolución Integral

.

estimado lectorado: 

Esta es la primera de una posible serie de colaboraciones de lo que hemos convenido en llamar "Equipo Altair", en principio y a día de hoy, formado únicamente por dos humildes personas reales ;-) Vosotros y vosotras decidís. 

______________ 

Resumen indexado para una Revolución Integral. 

Desde tiempos remotos el ser humano ha pensado utopías, cada uno conforme a su cultura y concepción de la realidad. Hoy en día, sin embargo, la noción de utopía ha sido desbancada, sustituida por los ídolos del crecimiento económico, lo superfluo y lo vulgar. Cuando antes tener conocimientos y ser curioso, uno de las características esenciales y específicas de nuestra especie, era aprobado, e incluso era una de las premisas básicas para entrar en los círculos sociales altos de la sociedad, hoy ya no lo es.  

También hemos dejado en manos del individualismo, del neoliberalismo y de la irresponsabilidad los antiguos bienes comunales, como pueden ser el monte, las infraestructuras, etc... 

Lo hemos vendido todo. Incluso hemos vendido, la gran mayoría de la sociedad, nuestra capacidad de pensar y de tener un propio criterio ente los acontecimientos de la vida pública.

Hoy más que nunca, la creación en el imaginario colectivo de una utopía, un lugar hacia donde ir, y dejar de lado el objetivo principal de las últimas décadas, el hedonismo, es vital para la supervivencia de la civilización y del propio planeta.

Para ello hace falta una Revolución que cambie la estructura de poder, el modo de relacionarse con la naturaleza y el modo de relacionarse con los seres humanos.


Los puntos importantes de esta Revolución serían estos:

*DEMOCRACIA: 

Debemos dejar de ser borreguitos y volver a hacer asambleas para dirigir los municipios, o en caso que la ciudad no pueda adaptarse a ello, debemos aumentar el número de concejalías, eso sí, reduciendo el sueldo para disminuir el atractivo de la política para los que solo la utilizarían en beneficio propio. 

A nivel estatal y regional, deberíamos basarnos en la democracia directa.  Esta consistiría en la elección de un representante en unas elecciones con listas abiertas. El candidato debería cumplir ciertos requisitos, como tener estudios en ecología, economía sostenible, sociología o logística, no tener cargos penales, etc... Cualquier decisión importante que este tome deberá estar refrendada mediante un referéndum por el pueblo.

Por último deberíamos acabar con la cara represiva y manipuladora del Estado, y deberíamos llevar los medios de comunicación a nivel del pueblo llano, escuchando así más variedad de opiniones que no solo el eco del "Pensamiento Único Oficial", o las prácticas del "Business are business". 


*EDUCACIÓN: 

Siendo el principal autor de este post víctima directa del sistema educativo actual, me permito el lujo de decir que mi opinión, si no hay otro alumno por aquí, es la más cercana a la verdad de todas.

La educación actual está orientada no a que los alumnos aprendan, sino a que memoricen datos y los vomiten en un examen con el que se estresarán y aborrecerán toda su vida el hecho de acercarse a un libro. El aprendizaje no puede ser algo traumatizante, y si lo es ya no es aprendizaje, sino embutimiento de datos, para intentar hacer de ello un paté de mente de alumno. 

Las reformas a llevar a cabo pueden ser muchas más, y muy distintas, pero deben basarse en este principio:

Si no deben presionarte para que pienses de una determinada forma, ni para que digas algo que va en contra de tu voluntad, tampoco deberían hacerte estudiar aquello que no desees o que no te interese, excepto si es lengua o aritmética elemental, herramientas básicas para la vida cotidiana.

Si queremos una juventud formada y culturalmente avanzada, debemos hacer que aprenda directamente lo que le gusta, haciendo, así, que tenga una experiencia agradable con el estudio y quiera diversificar los temas en los que curiosea. La imposición sin motivo aparente, aparte del “porque lo tienes que saber y punto”, es algo heredado de la educación desarraigada y deshumanizadora creada en el s.XX.


*SANIDAD:

Yo no seré médico, pero, como paciente, puedo asegurar que la medicina actual es ineficiente y mercantilista. Un ejemplo del mercantilismo sería la planta Stevia, muy útil para los diabéticos, pero repudiada por las farmacéuticas.

Ineficiente porque, por ejemplo, países como Cuba, de escasa renta por habitante, tienen una mejor sanidad que el país más rico del mundo, USA. Esto, claramente, es una muestra de que en Cuba la prevención es básica, cosa que no sucede en USA.

Por último, creo que cada ciudadano debería recibir un cursillo obligatorio sobre automedicación, para evitar que los antibióticos mal utilizados creen resistencias, y para prevenir y agilizar la medicina. Cada uno debemos tener la libertad de escoger nuestra calidad de vida, y el médico solo tiene que guiarnos a conseguirla.


*CIENCIA: 

En este campo, muchas personas que frecuentan el blog podrían explicarlo mejor que yo, pero el cambio necesario en la ciencia sería que fuera tomada como una gran e importante actividad en la sociedad y que no estuviera únicamente orientada a descubrimientos rentabilizables.


*RELACIÓN CON EL MEDIO AMBIENTE:

Deberíamos hacer una nueva Revolución Verde, pero que sea el regocijo de los ludditas, que sea humana y que haga que tengamos las manos en la tierra. Básicamente, esta revolución, en la que también se incluiría el manejo de los montes y de las pesquerías, respondería a los principios de la Permacultura. Un sistema agrícola que integraría buena parte de esta Revolución realmente Verde sería el bosque comestible.

Además, con la captura y almacenaje racional del carbono, y la potenciación de la vida que ello conllevaría, podríamos mantener a raya al cambio climático.

Por último, deberíamos incluir en las constituciones de todos los países el reconocimiento de la Humanidad como gran hermandad, y deberíamos concretar los derechos fundamentales de todo ser vivo, además de los propios de los humanos.


*PRODUCCIÓN Y DISTRIBUCIÓN DE LA ENERGÍA:

Deberíamos establecer una cuota máxima y mínima de la energía, haciéndola derecho fundamental. 

La producción eléctrica debería estar deslocalizada, exceptuando alquellos lugares donde la energía este muy concentrada.

La extracción de combustibles fósiles debería ser abandonada paulatinamente, al igual que la minería del Uranio. 

Deberíamos establecer leyes que eviten la Paradoja de Jevons y ser lo más eficientes posible. 

Por último, deberíamos administrarla para que, al menos las cuatro generaciones próximas, no sufran carencias significativas. 


*AFECTIVIDAD Y RELACIONES HUMANAS:

Siendo como somos seres dotados de erotismo y sexualidad, hemos de ir a un sistema que, lejos de poner absurdas e innecesarias barreras al mejor desarrollo emocional de las personas, por el contrario, lo facilite, hasta el punto de tenerlo como prioridad máxima, tras la de la propia subsistencia. 

No hay más modelo natural de estructura social básica, también en lo afectivo, que la matricentralidad, puesto que nada se puede asemejar a esos vínculos de todo tipo que unen a las madres con sus descendientes en sus edades infantiles, y el desarrollo que en estas facetas alcancemos en esa nuestra primera fase de vida serán determinantes para el éxito o el fracaso en la vida adulta. Este área ha de tener su propia ley, regulación, acuerdo o marco social, o lo que sea, de preservación de estos derechos. 
  
Por lo demás, e independientemente de que, en la vida real, la gente adopte la forma convivencial que desee, no existirá institucionalización alguna de las relaciones afectivas entre las personas. Traducido: desaparición de todo rastro de legislación matrimonial, sobre la pareja, sobre la poligamia, o sobre lo que sea, de la misma manera que a día de hoy encontraríamos absurdo, perjudicial e inhumano que existiera legislación alguna sobre la amistad. 

Y en fin, como mi objetivo no es que nos cierren este blog, poco más voy a poder contar por ahora en este apartado en concreto, por lo que me conformaré con introducir una pequeña cuña, en forma de pregunta a la "audiencia": independientemente de nuestro sexo biológico, genital, en aquellas épocas en las que un día equivale a un mes en la vida adulta, nuestro primer referente erótico afectivo emocional, ¿a qué lo tenemos ligado y, como consecuencia, cuál será, quieras o no, la única orientación sexual inicial posible de cualquier ser humano? 

Nadie comprendería que, en una asignatura que necesariamente ha de implicar actividad física, como la gimnasia, todas las clases fueran siempre teóricas y sentados en los pupitres. Pues bueno, ¿y si donde ponemos gimnasia, ponemos educación sexual, queridos e inútiles adultos? 


¡Ah!, y no olvidéis que, como de costumbre, a la publicación de este post ha precedido la de la siguiente entrega, en el blog de la Magia, de la serie (interminable, jajaja) ¿Habrá Megalópolis en el Futuro (IV)?

Pero no os vayáis corriendo para allí sin antes comentar aquí, "pillines" y "pillinas" varias, que nos conocemos" ;-D 

saludos, salud y solidaridad. 
Equipo Altair. 
.. 
.

** 
. 
saludos cordiales :-) 
ET & forrest gump. 
.. 


***** 




***
..