divendres, 16 d’agost de 2013

Cajón Desastre Tres

. 

estimados lectores o lectoras: 

Bueeeno, pues por fin ya está aquí ese prometido último cajón desastre sobre 28.251. Ahora, de ese texto del futuro, ya solo quedará por publicar un post a modo de despedida, que quizá edite junto con otra despedida, ésta referida al final de este blog. 

En todo caso, antes de la despedida de 2013 verá la luz una nueva y en principio última republicación. ¿Cuál? ¡Ah!, ¡Sorpresa!, ¡sorpresa! Pero no se asusten, no será material "arrebatado" o de pertenencia ajena... 

Al texto, al texto. Genérico del lenguaje en 28.251, el femenino. 



Sobre nuestra relativa austeridad energética  

La población planetaria, desde hace más de quinientos años, está estabilizada en torno a esos algo más de quince mil millones de personas ya mencionados 

¡Qué barbaridad!, pensaréis quizá. Pero habéis de tener en cuenta que dominamos la conversión total, y átomo a átomo, de la materia en energía (y viceversa), proceso que se efectúa en unidades con potencias desde los 60 Kw, y que además son portátiles, hasta las megacentrales de 60 Gw, nada portátiles, al tiempo que, por otra parte, la nanotecnología ha creado también el milagro de los captadores fotovoltaicos SILMAE o Sensibles al Infrarrojo Largo y de Muy Alta Eficiencia, todo lo cual nos da un escenario de suficiencia energética años luz superior al vuestro. 

Pero no por ello derrochamos porque sí, y también se han reducido notablemente las cargas sobre el Planeta, entre otras razones, porque hace ya mucho que se renunció a la alimentación carnívora, salvo la derivada del fallecimiento natural de aquellos animales a los que aún seguimos lamentablemente explotando por su leche o por sus huevos, y porque los desplazamientos los hacemos mayoritariamente a pie, con patines o en bicicleta y, si son más largos, mediante sistemas de locomoción sobre raíles, incluidos los trenes de propulsión por túnel de aire comprimido, siendo el teletransporte un lujo del que hacemos moderado uso. 

Aviación hay, por supuesto, pero solamente se utiliza para la atención de emergencias o en la extinción de incendios forestales, ya que hoy en día los combustibles líquidos, o son biocarburantes ---[ y la producción de los mismos es necesariamente limitada si no queremos convertir la Tierra en únicamente un inmenso campo de cultivo donde haya desaparecido todo vestigio de vida espontánea natural ]---, o hemos de sintetizarlos químicamente en laboratorio a partir del concurso de otras fuentes de energía primaria. Además, aunque caro, el teletransporte es incomparablemente más rápido y seguro que cualquier medio aéreo, por lo que no queda margen para caducos modelos poco o nada sostenibles como sería el caso de la antigua y ya extinta aviación comercial a gran escala. 

Aparte de que lo de viajar, viajar, como que no es ya ninguna moda, y la gente en general tampoco es que vaya sobrada de pasta, pues la verdad es que viajar, viajar, largos trayectos viaja poca gente, salvo políticas, artistas o deportistas que, por la propia naturaleza de sus funciones, sí que han de hacerlo, tanto si les gusta como si no. Pero pudiendo disponer en tu propia sala de estar de magníficos caleidoscopios interactivos en 3-D reales del tamaño que desees, la necesidad de desplazarse físicamente a tantos sitios no existe, y aunque por supuesto que hay alguna gente que sí que viaja porque realmente es su otra pasión, la inmensa mayoría apenas lo hacemos ni lo echamos en falta para nada. 

Materialmente somos razonablemente austeras, y nos conformamos con los bienes estrictamente necesarios, más algún pequeño extra, pues nuestra satisfacción principal la hallamos fuera de todo consumo superfluo que no sea el de nuestra propia energía física y mental. El resultado, una sostenibilidad realmente sostenible, y no como aquélla hacia la que creíais apuntar vosotras, que al final nunca queríais renunciar a nada cuando se comenzaba a concretar en qué cosas y consumos se había de decrecer si de verdad se quería que hubiera lo suficiente de todo lo necesario para la digna supervivencia de toda la Humanidad. 


**

Un último retazo sobre nuestras extraterrestres 

Por cierto, que pese a su tan íntimo compromiso con nuestra esencia humana y demás, no por ello han renunciado nuestras estimadas visitantes intergalácticos a tener también a su disposición una pequeña nave espacial que les fue enviada directamente desde el cinturón de Orión y que, de momento, solamente han utilizado y utilizan para desplazarse por nuestro Planeta, aunque nos prometen que no va artillada. 

Hablando de Orión, que sepáis que Betelgeuse se convirtió en supernova hace unos dieciséis mil años, pero como ello acaeció en plena Larga Noche, carecemos de archivos al respecto. Y aunque nuestras coleguis intergalácticas nos han prometido darnos sobre tan sobresaliente acontecimiento zonal tanta información como queramos, nunca será lo mismo que vivirlo "in situ", porque tal fenómeno galáctico debió de ser la hostia visto desde la Tierra, y seguro que hubo de tener consecuencias visibles para nuestra siempre bienamada Gaia. 

Bien, ya sabíamos que algo le había habido de suceder recientemente a tal súper gigante roja, pues su luminosidad actual es no tan solo estable, sino manifiestamente inferior a la que teníais registrada en vuestros archivos, aparte de que por allí hay ahora toda una nube de gas. Pero claro, conociendo ahora con precisión cuando sucedió, les será mucho más fácil a las estudiosas de multitud de ramas y disciplinas el llegar a saber hasta qué punto influyó o no tan fenomenal fulguración en la cotidianeidad terrestre de aquel momento. 

Afirman nuestras amigas que lo de la nave lo hacen porque no confían en nuestro teletransporte, que aunque ínfima, aún tiene una cierta tasa de siniestralidad (que viene a ser de diez mil a cien mil veces inferior a la de vuestra aviación comercial), y de inmediato aclaran y añaden que tampoco es que les preocupa especial o mayormente el poder llegar a morir así o de cualquier otra forma, sino que estiman, y pienso que tienen toda la razón, que sería un terrible trauma para nuestra especie el que, para una vez que de verdad es visitada materializadamente por seres procedentes del espacio exterior, alguna de ellas falleciera en un accidente acaecido en vete a saber qué funesto o nefasto artefacto de fabricación humana. 


******* 

saludos cordiales. 
ET & forrest gump. 
.. 


* 
. 

. 
******
.. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada