diumenge, 1 de setembre de 2013

Doble Post de Cierre

. 
. 

. 

primera edición


Cierre texto del futuro. 

Bien, lo que sea que suceda ya quedará fuera de esta historia, porque al fin estamos albirando ya su conclusión. Por si han surgido dudas o se han inintencionadamente herido sensibilidades o susceptibilidades, quiero aclarar que soy plenamente consciente de que este pequeño tratado no es quizá muy amable con las niñas (me refiero ahora en exclusiva a las féminas no varoncitas), pero naturalmente que para nada se me pasa por la cabeza pretender culparlas, con lo encantadoras y buenas personas que son, de cosas que pasaron centenares de años antes de que ellas nacieran. 

Sin embargo, si me gustaría resaltar que se ha de tener en cuenta que a ellas jamás tipo de sociedad alguna las privó de poder jugar a su antojo con muñecas y con bebés, y si sus derechos básicos como infantas hubieran sido pisoteados como salvajemente lo han sido los derechos eróticos de los varoncitos a lo largo de toda la historia hasta por fin alcanzar el actual nivel de libertad, también me habría rebelado y peleado por ellas y su libertad del mismo modo que, razonablemente, creo haberlo hecho con este escrito por la de los varoncitos y las inigualables niñas una de cada siete. 

También, antes de acabar del todo, quiero dejar constancia aquí de que, pese a lo que haya quizá podido parecer por lo hasta aquí descrito y la forma de hacerlo, en realidad pienso que las mujeres son netamente superiores a nosotros, y no lo digo por afán de intentar quedar bien a última hora, sino que fundamento tal opinión en que, pese a la certeza y exactitud de lo tan rotunda y categóricamente expuesto cuando se hablaba sobre los insoslayables condicionantes con que nos encadenan las rígidas y tiránicas leyes de la BioHumánica, igualmente cierto es que el tener la información completa tipo XX genera en la persona afectada también otros efectos no menos inevitables o coercitivos, como por ejemplo el de imprecindiblemente necesitar tener siempre alguien a quien querer, amar, o al menos atender o cuidar, condicionante éste de "imprescindibilidad" del que, en general, carecen los XY, excepto quizá, solamente quizá, semi atontolinados capullos como yo. Pero hay que rendirse ante la evidencia, ellas nos dan a todos cien o más vueltas. 

Y me temo que seguramente, por alguna razón insospechada, y pese a ser un XY, por donde sea se debió de colar en mi ADN la información adicional necesaria como para que me sea efectivamente inimaginable el vivir sin amar o ser útil a alguien o alguna causa. Pero el que tenga un pedacito de información inhabitual en los tíos no quiere decir para nada que también tenga el resto de la equilibradora información que hace de las mujeres, sin posible duda alguna, el más perfecto de los seres que, hasta la fecha, han surgido de este Planeta. 


*** 
. 
Cierre (de aquella manera) en el presente: 


estimados lectores o lectoras: 

Bueno, pues, en efecto, y tal y como vengo anunciando, aquí está el post de cierre de este blog, cierre que, sin embargo, no dejará de ser, en cierto sentido, provisional mientras yo siga vivo y en libertad y los canallas prevaricadores que me acosan y acusan no consigan cerrarlo, que eso ya va a ser más difícil :-) 

Un post de cierre ---[ en el que, como véis, tienen su espacio tanto el texto de 28.251 como lo referente a la contemporaneidad 2012-2013 ]--- quiere decir que será el último que tendrá este blog, pero así, literalmente: "será el último que tendrá este blog", lo que no quiere decir que, necesariamente, nunca más se vaya a publicar ningún nuevo post en él, sino que, en caso de que, efectivamente, llegue a editar alguno nuevo, aunque ya siempre ceñidos a la contemporaneidad, a continuación reeditaré este mismo post de cierre. Lógicamente, en ese caso este post se modificará, dando cuenta en él, en algún aparte o parte, de las sucesivas publicaciones posteriores a la edición de este post de cierre que, eventualmente, haya podido haber. 

Contemporaneidad del siglo XXI, siglo que, ¡vive dios!, supondrá, por la propia y voluntaria estupidez de la mayoría de miembros no infantiles de la especie, la hecatombe más bestial jamás acaecida a esta especie, y el retorno, pero sólo en lugares aislados, a niveles de vida similares a los del siglo XIX, ya que, en el resto del Planeta, la superdiezmada población superviviente vivirá inmersa en una nueva Edad Media, y en la que, como en la ya pasada, noventa y nueve de cada cien personas serán siervos o siervas de la gleba o similares. 

Bien, ese es el futuro que voluntariamente habéis elegido y que, con uñas y dientes, os aferráis a defender. Y yo, como extraterrestre confeso, francamente que no os entiendo, pero para nada. Decís que lo más importante para vosotros y vosotras es vuestra descendencia, hijos, hijas, nietos o nietas,... Pues bien, como no sea para nutriros de ellos, no sé en qué otro aspecto, RACIONALMENTE, podéis seguir sosteniendo tamaña imbecilidad, cuando, con vuestro invariante modo de vida, y a pesar de más o menos oratorias del tipo que sean, os estáis comiendo los recursos que deberían poder permitirle afrontar a esa vuestra descendencia, con un mínimo de capacidad, todo el problema derivado de esta calamidad de la superpoblación a que nos ha llevado el patriarcado basado en esa monogamia institucionalizada que tanto os gusta defender a la inmensa mayoría de la población. 

Allá, por tanto, vosotros y vosotras. En el mejor de los casos, sois tan rematadamente imbéciles que aún seguís pensando que será posible hacer la tortilla sin cascar los huevos, pese a que, por el camino, ya se va viendo que lo que se consigue es que se vayan rompiendo huevos sin que acaben ni en tortilla ni en nada comestible o útil. 

Y si os llamo imbéciles, entended, por favor, que lo hago por puro afecto, ya que la alternativa para una explicación de vuestra tan estúpida como catastrófica conducta real pasaría por ser la de que no sois sino una manada de desgraciados y desgraciadas hijas de puta. Y como eso, aparte de que no me gustaría que fuese lo que hay, me consta que tampoco es así ---[ la inmensa mayoría de la gente sigue y seguirá no siendo malvada ]---, entonces, alternativamente, la única otra razón que os puede llevar a comportaros con ese absurdo y sistemático derroche de recursos y ese no menos absurdo "creced y multiplicaos", cuando lo que toca ya, desde hace más de cuarenta años, es el "menguad y disminuíos", es, sencillamente, que sois imbéciles, idiotas, alelados o aleladas, faltas y faltos de juicio y entendimiento, de ahí mis constantes enlaces al diccionario de la RAE. 

Pues me parece muy bien. Pero, haya lo que haya al final, no habrá sido culpa o responsabilidad mía, pues yo, lo que tenía que hacer, que era decir y plasmar esas cuantas obviedades que tanto os obstináis en ignorar, ya lo he hecho, y lo culmino con este post. 

saludos cordiales :-) 
ET & forrest gump. 
.. 


* 
. 
lastinieblasdelamente.wordpress.com

. 
******
..